Barraycoa: “Se ha ocultado cÓmo los comunistas detuvieron, torturaron y fusilaron a muchos brigadistas internacionales”


¿Cómo que un estudioso de la catalanidad hispánica como usted se ha metido a analizar los libros de historia de la revolución rusa?

Mi tesis doctoral fue sobre las consecuencias políticas del protestantismo. La revolución francesa siempre me ha apasionado y la revolución rusa siempre se ha interpretado como la tercera gran revolución que alteró la historia multisecular de Europa. Cuando la editorial me ofreció escribir sobre la revolución rusa me fue imposible negarme. La revolución protestante, la francesa y la comunista, representan tres fracturas sin las cuales no se explicaría el presente. Además creo que que la interdisciplinariedad y transversalidad temática permite explicar mejor fenómenos locales como el catalanismo.

¿Qué manipulaciones se encuentran habitualmente en los libros que tratan dicha revolución?

Como en todas partes la historia la escriben los vencedores. El marxismo intelectual y político (con clara influencia soviética) codificó la mente de la intelectualidad europea durante buena parte del siglo XX. El marxismo sigue vivo entre nosotros de forma sutil, etérea pero manteniendo una hegemonía en el cosmovisión materialista y economicista imperante. Hasta hace pocas décadas, en Francia aún se encontraban manuales de historia para adolescentes y bachilleres en los que se afirmaba que el muro de Berlín había sido construido por capitalistas. ¡Y eran libros que habían pasado por el visto bueno de Ministerio de Cultura!

Para mí una de las grandes manipulaciones ha sido crear dicotomías maniqueas en el seno del propio marxismo leninismo. Se nos habla de un Marx intelectual, cuando de joven eran un partidario de la revolución sangrienta. Se nos presenta a un Trostsky como un revolucionario bueno al que Stalin (el malo) le impidió desarrollar el verdadero comunismo. Pero Trotsky fue uno de los grandes teóricos y prácticos del llamado “Terror Rojo”.

Nunca se dice que el primer genocidio contra los judíos lo preparó Stalin antes de la Segunda Guerra Mundial. Los reunificó en la frontera de la lejana Mongolia con la intención de exterminarlos. Tampoco se dice que la revolución bolchevique fue un golpe de estos contra otros revolucionarios (los llamados eseristas) y no contra el zar. Los bolcheviques boicotearon la república rusa revolucionaria y eliminaron a millones de comunistas, empezando por las inmensas purgas del propio partido. Otra de las cosas ocultadas es que la revolución bolchevique y el sovietismo no hubieran sido posibles sin la financiación de las grandes corporaciones bancarias judías norteamericanas y sin multinacionales como Shell. Paradójicamente el capitalismo ayudó al régimen comunista. Y en la Segunda Guerra Mundial Stalin se salvó gracias al apoyo salvaje en material que llegaba de EEUU.

¿Cuál ha sido la manipulación que más ha calado en la sociedad española?

Que los comunistas que venían a luchar en la Guerra Civil española (llegaban entre las Brigadas Internacionales) iban a luchar por la democracia. Su la República llega a ganar la guerra, hubiera caído en manos de un creciente Partido Comunista que había absorbido al PSOE. Se hubiera producido un golpe de Estado, al igual que los bolcheviques derrocaron a Kerensky, y España hubiera acabado siendo una república soviética. Se ha ocultado como los propios comunistas detuvieron, torturaron y fusilaron a muchos brigadistas internacionales, pues los consideraban trotskistas. En el castillo de Castelldefels muchos brigadistas fueron detenidos y fusilados por los comunistas.

¿Cuál es la ‘lindeza’ que le han dedicado tras publicar ‘Esto no estaba en mi libro de la revolución rusa’ que más le ha sorprendido?

Más que lindeza, puedo contar una anécdota. La responsable de la producción del libro, al leerlo me dijo: “Pero podrías escribir algo positivo sobre la revolución rusa para compensar que los dejas tan mal”. Y yo le contesté: “Pues no se me ocurre nada bueno”.

¿Se sabe algo de los ponentes del VIIº Congreso de Catalanidad Hispánica?

Tras la pandemia hemos retomado este ya tradicional congreso con mucha ilusión. Contaremos con la presencia de Jesús Laínz, para hablarnos del reconocimiento de muchos republicanos sobre lo mal que lo hizo la república. Contaremos con Ernesto Ladrón de Guevara, un histórico del Foro de Ermua, que nos hablará del adoctrinamiento en las escuelas del País Vasco a través del control del lenguaje. Nos honrará también Francisco Caja que nos descubrirá documentos inéditos de cómo se diseñó la inmersión lingüística como instrumento político. El profesor José Luis Orella nos hablará de cómo los países excomunistas han sabido conservar la memoria histórica de los horrores del comunismo. En fin, será un congreso intenso y potente.

¿Por qué han escogido el tema de la “(Des) memoria histórica?”

Tras la pandemia no se ha dejado de hablar de los procesos de ingeniería y control social. La desmemorización de los pueblos es parte de su reducción a la inanidad y la sujeción a fuerzas globalizantes. El subtítulo del congreso lo intenta aclarar: La (Des)Memoria histórica. Un mecanismo de control político”. Sin memoria sólo queda Estado, agoniza la nación y se pierde la vinculación vital con la Patria.

¿Qué han de hacer los que deseen más información sobre el congreso?

Escribir a secretaria.somatemps@gmail.com. En breve iremos ampliando información, pues aún esperamos la confirmación de algún primera figura al que seguro la gente le encantará escuchar.

Publicado en elcatalan.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s