Todas las entradas por sinnombre

VERANO I DE LA NUEVA NORMALIDAD

Este verano el sufrido pueblo español se queda en casa mientras las élites lo disfrutan. Ya sea porque aún estamos llorando a los nuestros, ya sea porque no hemos visto ni un euro de los ERTES o porque nos han mandado al paro.

El “todo va a salir bien” se ha traducido en 50.000 fallecidos, 1,1 millones de nuevos parados, 150.000 compatriotas sin cobrar ertes, 3,36 millones de parados y la economía española entrando en recesión con una caída del PIB del 18,5 %.

A esto hay que sumarle que ya nadie se cree las mentiras de este gobierno que nos aboca al Nuevo Orden Normal. Su incompetencia en la gestión de la crisis y el traspaso de la plena responsabilidad al pueblo español, al que constantemente se empeñan en culpabilizar, nos descubre el “I Verano de la nueva normalidad”.

Las élites en sus yates, playas y mansiones. Josu Ternera disfrutando de París, la OMS repartiendo el miedo por el mundo y Bill Gates frotándose las manos ante las inminentes y sospechosas vacunas junto a George Soros.

Mientras el pueblo español está controlado en casa o como mucho agazapado en la casa del pueblo. Atemorizado, condenado a enmascararse y asfixiarse en el asfalto a 40 grados.

La “nueva normalidad” es muerte, ruina, mentiras, control social y represión. Pero algo va a cambiar. Un viento de libertad recorre España desde abajo. Por su soberanía y dignidad.

¡DESPERTA ESPAÑA DESPERTA!

La nueva normalidad apesta a vieja tiranía

Eran muchas las señales que desde hace algún tiempo nos indicaban que el año 2020 vendría con algunos “regalitos” en forma de cambios drásticos a nivel mundial, demasiadas señales para no verlas incluso por una sociedad tan anestesiada y manipulada como la contemporánea. El colapso económico y social de las naciones occidentales modernas o posrevolucionarias, incapaces ya de revertir la persistente crisis socio-económica frente a la pujanza del modelo capitalista-comunista oriental, nos auguraba sin lugar a dudas que el mundo entero se convertiría en la tercera década del siglo XXI en un campo de batalla global donde se disputaría la supremacía y la supervivencia entre los dos bloques dominantes: los tiranos neo-imperialistas y los tiranos globalistas. El dominio del mundo por las élites, y no otra cosa, por mucha propaganda con que nos aturullen los unos y los otros, es el objeto en disputa a día de hoy.

Las guerras contemporáneas, al igual que las paces, ya no son como antaño una cuestión de honor ni de deber con la patria o el rey, y mucho menos son una cuestión religiosa. Y no lo son desde que el pasado siglo, y tras la primera y segunda guerra mundial terminaron por imponerse de forma absoluta las ideologías (incluso con lanzamiento de bombas atómicas) en todas las naciones del mundo. Pero la criatura ha mutado, y hoy el modelo occidental, aferrado a un gigantesco e insostenible aparato partitocrático en el que solo tienen cabida las ideologías anti-tradicionales, y que a su vez es mantenido por las grandes y casi siempre oscuras corporaciones financieras mundiales, se enfrenta sin remisión al abismo frente a las sociedades orientales que en las últimas décadas se han apoderado de buena parte de los recursos, materias primas y propaganda que en su día dominó en exclusiva occidente.

Y siendo esto así, ¿que esperábamos que ocurriese? La revolución se hizo para que unos pocos dominasen a todos los demás por encima de Dios, las naciones y las viejas leyes; a las cuales personificaba la monarquía en nombre del pueblo. Y para que así fuese se constituyeron los estados modernos, embadurnados de  mitos y adornados con falsas libertades en forma de ignominiosas repúblicas, muchas veces coronadas. Envenenados de ideología revolucionaria y ciegos de ambición, muchos hombres vendieron su honor a la gran farsa liberal sin darse cuenta de que con ello entregaban a los tiranos “libertadores” su patria, identidad y verdadera libertad. Estos estados revolucionarios se dedicaron desde el principio a consolidar el poder de las nuevas élites económicas pasando por encima de gentes, pueblos y leyes; a quienes eso sí, a cambio del pertinente saqueo les entregaban “derechos” para participar de las “bondades” del nuevo sistema. Las injusticias liberales se distrajeron con la creación de nuevas y aún más nocivas ideologías como el socialismo y el nacionalismo, las cuales aparentaban en su exterior un atractivo afán de justicia social y reacción frente al mundialismo; pero que en verdad han sido los más eficaces instrumentos de control social por parte de las mismas élites a las que aparentaban combatir. No hay que ser especialmente ducho en sociología para entender que para esos nuevos gobernantes era entones mejor una disidencia controlada, que una posible reconciliación popular con las “condenadísimas” leyes y principios de la tradición natural.

Ya visto y asumido todo esto, se preguntará el amable lector que haya llegado hasta aquí ¿por qué si todo está tan controlado por las élites como decimos, estamos como estamos? Pues en pocas palabras, porque  desde hace tiempo la vaca revolucionaria occidental ya no da leche para todos, y por consiguiente hemos entrado en el momento del sálvese quien pueda. Y en esa disyuntiva, los nuevos imperios orientales nacidos del nacionalismo y el socialismo, tienen las de ganar, pues acumulan más hambre y menos obligaciones que un occidente al que doscientos años de involución revolucionaria ha dejado inútil, además de gravemente desprovisto de referentes vitales y espirituales. Si no somos capaces de revertir a tiempo semejante desastre, naciones como la España actual, alejada de su responsabilidad como cabeza de la Hispanidad pero empeñada en liderar la degenerativa involución progresista, no será en este conflicto en el que ya nos encontramos inmersos, más que un pequeño apéndice prescindible de ese occidente que incapaz de reconocer sus errores parece seguir huyendo hacia adelante; ignorante de su tradición cultural, política y espiritual, y profundamente  infectado de las viejas y nuevas (aún más destructivas) ideologías. O reaccionamos ya, reconquistando bajo el signo de la cruz nuestra identidad, derechos y tradiciones, o quedaremos atrapados irremisiblemente por la nueva normalidad.

Luis Carlón Sjovall

Presidente A.C.T. Fernando III el Santo

UNA TERRAZA VACÍA, UNA FAMILIA EN LA RUINA

TAS-RAÍCES

Las recientes declaraciones del ministro Illa acerca de que nunca había existido el famoso comité de expertos con los que tantas veces se había llenado la boca el presidente, son la gota que colma el vaso de una desfachatez gubernamental que hace tiempo traspasó la barrera del ridículo.

Puestos a analizar, de la manera más objetiva posible este contexto pandémico en el que nos metieron hace ya unos meses, uno ya tiene la certeza de que los máximos responsables de nuestro gobierno así como los de la OMS no han dicho la verdad en ningún momento. Dicho de otra forma, que su credibilidad es cero.

Esta rotunda falta de veracidad respecto al famoso Covid 19, no pasaría de ser una charlotada más a las que el español está ya acostumbrado, de no ser por la gravísima situación en la que debemos incluir a decenas de miles de muertos, la caída en picado de nuestra economía y el cierre de numerosos negocios.

Es por ello que desde nuestra asociación RAÍCES volvemos a romper una lanza en favor de todos aquellos perjudicados por las incomprensibles medidas llevadas a cabo desde las diversas administraciones en base a una improvisación constante carente de cualquier rigor científico. La explicación es harto sencilla: si las máscaras funcionan ¿Por qué se limita la actividad de miles de empresas? Y si no funcionan ¿Por qué nos obligan a llevarla?

Como ejemplo claro, tenemos el brutal desprecio que gran parte de la clase política gobernante está mostrando desde el primer momento contra el sector hostelero. Son muchos más los sectores, pero la tomadura de pelo y acoso que se está tomando contra este sector roza la persecución.

Evidentemente para unos politicuchos cuyo salario no está en ningún momento en juego, es muy fácil cargar continuamente contra un sector del que dependen miles de familias como si fuese algo perfectamente prescindible. Porque una cosa es tomar las medidas de contención y prevención pertinentes y otra muy diferente esta puñetera campaña de acoso y derribo frente a una hostelería sostén como hemos dicho de miles de familias y vinculado estrechamente a nuestra manera de ser española.

Por eso desde estas líneas simplemente queremos manifestar que nuestra asociación comparte incondicionalmente todas aquellas medidas que el sector hostelero tome en defensa de su supervivencia e instamos a todos españoles de bien a secundarlas ¡Por nuestra hostelería!¡Ni un paso atrás!

“VERANO I DE LA NUEVA NORMALIDAD”

Este verano el sufrido pueblo español se queda en casa mientras las élites lo disfrutan. Ya sea porque aún estamos llorando a los nuestros, ya sea porque no hemos visto ni un euro de los ERTES o porque nos han mandado al paro.

El “todo va a salir bien” se ha traducido en 50.000 fallecidos, 1,1 millones de nuevos parados, 150.000 compatriotas sin cobrar ertes, 3,36 millones de parados y la economía española entrando en recesión con una caída del PIB del 18,5 %.

A esto hay que sumarle que ya nadie se cree las mentiras de este gobierno que nos aboca al Nuevo Orden Normal. Su incompetencia en la gestión de la crisis y el traspaso de la plena responsabilidad al pueblo español, al que constantemente se empeñan en culpabilizar, nos descubre el “I Verano de la nueva normalidad”.

Las élites en sus yates, playas y mansiones. Josu Ternera disfrutando de París, la OMS repartiendo el miedo por el mundo y Bill Gates frotándose las manos ante las inminentes y sospechosas vacunas junto a George Soros.

Mientras el pueblo español está controlado en casa o como mucho agazapado en la casa del pueblo. Atemorizado, condenado a enmascararse y asfixiarse en el asfalto a 40 grados.

La “nueva normalidad” es muerte, ruina, mentiras, control social y represión. Pero algo va a cambiar. Un viento de libertad recorre España desde abajo. Por su soberanía y dignidad.

¡DESPERTA ESPAÑA DESPERTA!

El PSOE y sus SICAV en Luxemburgo

EL ÁGUILA PROTECTORAGuillermo Rocafort

Acaba de saltar a la opinión pública gracias a El Confidencial que el Consejero socialista de Educación en la Comunidad Autónoma de La Rioja, Don Luis Cacho, se acaba de llevar su SICAV a Luxemburgo, en un gesto de “patriotismo” digno de alabanza y admiración.

La Presidenta de dicha Comunidad, Doña Concha Andreu, en la misma rueda de prensa de la muy reciente Conferencia de Presidentes Autonómicos realizada en su Comunidad, ha afirmado que le parece muy bien esa decisión, afirmando textualmente “El patrimonio particular del Consejero es el patrimonio particular del Consejero”, lo que se advierte en el minuto 12 de este vídeo que corresponde a dicha rueda de prensa:

Parece que en esta Comunidad Autónoma ya se han olvidado del acuerdo de legislatura entre PSOE y Unidas Podemos en donde se abogaba por un mayor control societario y tributario sobre las SICAV.

Con la Nueva Normalidad es evidente que se van a llevar sus SICAV a Luxemburgo, porque para eso es “su” dinero particular, una manifestación más de la insolidaridad fiscal de las izquierdas del caviar en España, que debería tener su castigo entre sus votantes y la dimisión inmediata de los responsables políticos precitados.

Pero, ¿por qué se están llevando sus SICAV a Luxemburgo? Pues por las siguientes razones:
– Se ahorran la tributación de las plusvalías generadas en España.
– El Impuesto de Sociedades es menor, en concreto el 1 por 1.000 (frente al 1% en España)
– Allí no necesitan 100 mariachis o testaferros para dar apariencia de colectividad

¿Y cuál ha sido el requisito para dicha emigración de la SICAV fuera de España?, ha bastado con la autorización de la CNMV, que siempre la da.
Pero hay mucho más; la SICAV en cuestión, Camera Capital Sicav, S.A., requiere un análisis en profundidad, que es lo que voy a hacer con las últimas cuentas depositadas en la CNMV, en concreto las cerradas el 31 de diciembre de 2018.

Lo primero que hay que resaltar es que estamos ante una SICAV de tamaño grande, comparado con la media. Frente a las que tienen un capital mínimo de dos millones y medio de euros, la SICAV del Consejero socialista tenía un capital estatutario cercano a los 20 millones de euros, mientras que el Capital en circulación superaba los 15.

Lo que más llama la atención es que esta SICAV invierte la práctica totalidad de sus activos en valores extranjeros, es decir, que no invierte apenas en España. Esto es otra manifestación de la insolidaridad fiscal de las SICAV en los últimos años; el hecho de que no invierten en España.

En su cartera interior, esto es, en España, tal y como se puede ver en el siguiente cuadro, apenas tiene invertidos un millón de euros:

Por el contrario, como comentado, la cartera exterior, es decir, lo invertido por esta SICAV del Consejero socialista fuera de España a 31 de diciembre de 2018, era muy superior, de entre las que destacan inversiones en tecnológicas, Fondos Buitre y en Sociedades financieras con intereses en Paraísos Fiscales.

Llama poderosamente la atención que dicha SICAV no compra deuda pública española, es decir, no se hace solidaria de la necesidad de financiación de las arcas públicas del Reino de España. Esto es una nota dominante desde el 2007, con la crisis del socialista Zapatero, que las SICAV españolas vendieron todos sus activos en Deuda española, lo cual incremento aún más su prima de riesgo, perjudicando el interés general de la Economía española, mientras que en Francia se les obliga a las SICAV francesas a invertir en Deuda Pública de ese país como contrapartida del privilegio fiscal del que disfrutan con su bajísima fiscalidad.

Por otro lado, llama la atención que, a raíz de su nombramiento como Consejero de Educación, el Señor Luis Cacho cesó como Presidente del Consejo de Administración de su SICAV, pero la realidad es que ha seguido controlando su fortuna personal en su SICAV por ser su accionista de referencia; es más, la decisión de llevarse su SICAV al Paraíso Fiscal de Luxemburgo es suya pues compete a la Junta General de Accionistas donde él tiene la gran mayoría del accionariado.

Como apunte final destacar que su SICAV estaba domiciliada en Barcelona antes de la crisis del “proces”, pero que saltó a Madrid tras la deriva independentista.

Así también podría interpretarse el salto a Luxemburgo, en una ausencia de confianza del Consejero socialista en el futuro financiero del Reino de España, tras la crisis del COVID, y es por ello que prefiera tener su dinero particular a buen recaudo en el Paraíso Fiscal de Luxemburgo.

Es evidente que Socialismo y Comunismo en España es sinónimo de lujo, insolidaridad fiscal y tomadura de pelo a los trabajadores.

La mejor manera de finalizar este breve artículo es con la reproducción de la firma del Consejero socialista en las cuentas anuales del 2018, el 4 de marzo de 2019, como Presidente del Consejo de Administración de su SICAV, en plena precampaña electoral de las elecciones autonómicas en La Rioja, de la que salió nombrado poco después Consejero socialista de Educación.

El derribo de estatuas y el odio al pasado

VALENTIA FORUM

Cuando aún estamos estremecidos por la pandemia de Covid-19, que ha costado centenares de miles de vidas, más de 40.000 de ellas en España, la nación con más muertos por millón de habitantes (mientras la prensa española se preocupa de la gestión sanitaria de la crisis en Brasil o Estados Unidos, pero no de como las manifestaciones feministas del 8 de marzo retrasaron decisiones y aumentaron las víctimas en nuestro país), una nueva pandemia de estupidez y odio al pasado, desafía las restricciones sanitarias para lanzarse a la vandalización y el derribo de estatuas, en un episodio de iconoclastia adanista digno de estudio.

Según lo que vemos en la tele, el Coronavirus debe ser un virus mágico, que solo se contagia en las manifestaciones críticas con los gobiernos de izquierdas, pero no en las feministas o las del Black Lives Matter.

Esta fobia a las estatuas que les ha entrado a algunos de repente revela un cambio cultural importante. Algunas de las estatuas merecían ser derribadas, como la del genocida de Leopoldo de Bélgica, la mayoría no, pero eso es lo de menos. Que las turbas enfurecidas ataquen monumentos y que las autoridades lo consientan, porque en el fondo están de acuerdo con la ideología totalitaria que esconden, de criminalización del pasado y de la Civilización europea-occidental-cristiana, es el símbolo más claro de decadencia que se nos podía ocurrir.

Famosos como el piloto Lewis Hamilton animaron la barbarie, llamando a no dejar en pie figuras de “esclavistas”. De modo que un negro millonario llama a derribar estatuas y en lugar de meterlo en la cárcel por incitar a la violencia, la prensa lo hace santo. Porque claro, mientras perseguimos discriminaciones imaginarias entre blancos y negros, no nos acordamos de las muy reales entre ricos y pobres, y, sino, observemos a Hamilton, un auténtico privilegiado que nunca pasará por los apuros de tantas y tantas personas de clase media, de todas las razas, blancos incluidos, todos los días, para salir adelante, dando lecciones con superioridad moral impostada.

Pero, evidentemente, los ataques no se limitaron a dueños de esclavos y generales de la Confederación, sino que pronto adquirieron un sospechoso tufo hispanófobo y negrolegendario. Así, el que un policía estadounidense, protestante y anglosajón matase accidentalmente a un detenido negro en un claro abuso policial terminó provocando el derribo de… estatuas de Colón…  y después de Isabel la Católica, Fray Junipero Serra y, hasta, la vandalización de una de Cervantes, que no solo no era precisamente esclavista, sino que, de hecho, fue esclavo en Argel.

Sonroja un poco observar cómo, en estos tiempos de antirracismo institucionalizado, repleto de sobrecompensaciones absurdas y un celo enfermizo por perseguir cualquier expresión de pensamiento libre que no encaje con el multiculturalismo impuesto por las élites, no se repare en el evidente supremacismo racial o religioso, del argumentario antiespañol implícito en la leyenda negra y manejado tanto por liberales protestantes extranjeros, como por indigenistas en Hispanoamérica y por izquierdistas y separatistas dentro de la propia España.

La iconoclastia contra estatuas y monumentos se ve complementada en España por campañas para prohibir los Conguitos ¿por racistas? o unas placas para niños con princesas y piratas, por ¿sexistas?

En la novela 1984 detienen a uno de los personajes por criticar al Gran Hermano en sueños. Parece que no falta mucho para que en nuestra sociedad metan a alguien en la cárcel por ser racista o machista en sueños. Ya no solo se persiguen el racismo o el machismo conscientes, sino que se empiezan a perseguir pseudoracismos o pseudosexismos inconscientes que, evidentemente, carecen de intencionalidad discriminatoria, como los conguitos, las placas para niños de princesas y piratas, etc., un signo claro de la deriva totalitaria de nuestro sistema político.

Con todos estos ingredientes: adanismo, odio al pasado, decadencia y tics totalitarios, difícil resulta que saga un buen guiso. De lo que estamos seguros es que vienen tiempos interesantes para seguir en la lucha.

VALENTIA FORUM

España tiene medio millón de políticos profesionales

EL CRITERIO

El actual presidente del gobierno de España, Pedro Sánchez, está en Bruselas, intentando convencer a los socios de lo bueno que sería para ellos darnos dinero a manos llenas, para que él y sus secuaces comunistas, pudieran seguir malgastándolo en sus ocurrencias: paga universal para todo el mundo, asistencia sanitaria gratuita a todo el que quiera venir aquí, acogida de pateristas, menas (menores no acompañados), y todo el que quiera venir a disfrutar del sol y vivir sin trabajar, etc.

Se niega, faltaría más, a que el dinero se nos dé como préstamo, en lugar de donación, en la seguridad de que en cualquiera de los casos, nunca será devuelto.

No admite control o supervisión alguna, pues para algo somos un país “independiente”, cuando ignora, el falso doctor en economía, que la única independencia real y efectiva es la económica…

El español cada día cuando se levanta tiene que trabajar para mantener cinco administraciones distintas:

  1. Ayuntamientos
  2. Comarcas, Veguerías y otras estructuras creadas para “hinchar” el empleo público.
  3. Diputaciones Provinciales.
  4. Gobiernos autonómicos.
  5. Gobierno Central.

¿Son necesarias realmente tantas administraciones? Posiblemente con tres, la local, la autonómica y la nacional, andaríamos más que sobrados.

Pero claro, se trata de facilitar empleo, que no ocupación, a tantos miles de parásitos profesionales, llamados políticos. Sólo en las 38 diputaciones provinciales existentes hay más de un millar de diputados provinciales, todos cobrando, y alrededor de otro millar de asesores, de libre designación, y que en nada asesoran, pues la mayoría son unos incultos de tomo y lomo, “liberados” por los partidos políticos respectivos para que hagan funciones de comisarios políticos, en sus pueblos y comarcas.

De las comarcas, para que hablar. Sólo en Aragón, dónde según el inefable señor Biel no nos iban a costar ni un duro, tienen ya más de dos mil personas en nómina, que se dice pronto. Y todas las cuales cobran a final de mes, faltaría más.

Sobran administraciones; sobran políticos, y sobran televisiones y radios públicas. Sólo cuando la elefantiásica administración adelgace podría pedirse al pueblo los esfuerzos que ahora se le quieren imponer.

Pero no es de recibo que mientras nosotros tenemos que apretarnos el cinturón hasta quedarnos casi sin cintura, se siga derrochando alegremente el dinero público, empezando por esos veinte impresentables del consejo general del poder judicial, que se niegan a hacer públicos sus gastos suntuarios y viajes por todo el mundo, pasando por la televisión pública que paga sueldos millonarios a supuestas estrellas o los centenares de radios y televisiones autonómicas y locales.

No podemos ni debemos tolerar que se siga apretando las tuercas al pueblo mientras la casta política sigue despilfarrando nuestro dinero…

Y no me extraña el apoyo del PP al PSOE. Al fin y al cabo ambos defienden lo mismo: los privilegios de la casta política, sus privilegios.

No lo hacen por un –desconocido- sentido de Estado, sino como forma de evitar la reforma y desaparición de algunas administraciones públicas y la consiguiente pérdida de “empleos” políticos para la “clase” política, es decir, para ellos mismos, y sus correligionarios.

Los dos partidos mayoritarios, PSOE y PP, son los mismos perros, con distintos collares.

Y UNIDAS PODEMOS, los comunistas, son todavía peor…

Ramiro GRAU MORANCHO

Abogado y escritor

Crónica del Homenaje a Miguel de Cervantes

VALENTIA FORUM

El pasado 9 de julio Valentia Forum se unió a la Federación de Comunidades Originarias de Castilla la Mancha para homenajear al genial escritor Miguel de Cervantes, autor del Quijote, la obra no religiosa más vendida de la historia de la literatura. Este homenaje sirve también como acto de desagravio, después de la campaña de hispanofobia desatada en Estados Unidos y extendida después en todo el mundo a raíz de las movilizaciones organizadas por el movimiento Black lives matter y que incluyeron la vandalización de una estatua de Cervantes en el país norteamericano.

El acto de llevó a cabo frente a la estatua dedicada por la ciudad de Valencia a Cervantes y situada en los jardines de Gillem de Castro, no muy lejos de las Torres de Quart y de la estatua del Palleter, donde Valentia Forum ha celebrado otros homenajes históricos en la misma línea. El escenario estaba decorado con banderas históricas y contábamos con la presencia de representantes de los Tercios históricos en Valencia, que dieron color a la ocasión.

En la ceremonia, que dio inicio a las 20:00h, intervino en primer lugar Jesús Martínez Gabaldón, presidente de la Federación de Casas Originarias de Castilla la Mancha, que agradeció su presencia a los asistentes y explicó que las casas regionales de Castilla la Mancha en Valencia suelen celebrar un acto de homenaje a Cervantes en Fallas, que este año no se pudo llevar a término por la pandemia de Coronavirus, pero que se realizaba ahora, sirviendo también como reivindicación, frente a los ataques de los ignorantes a la figura de Cervantes.

Rafa Gálvez, presidente de Valentia Forum, tomó la palabra y en un discurso vibrante, recordó como España ha ganado en determinadas fases de su historia todas las batallas menos la de la propaganda y como la leyenda negra antiespañola urdida por sus enemigos históricos, el protestantismo anglosajón y la masonería ha mancillado el impresionante legado moral de la Hispanidad, recordando a propios y extraños que NUESTRA HISTORIA NO SE TOCA y que el pueblo español no iba a seguir consintiendo humillaciones.

Intervinieron también Amparo Merelo de Hablamos Español, que leyó un fragmento del Quijote dedicado a los consejos que dio el Quijote a Sancho para su buen gobierno de la ínsula de Barataria, Jorge García Contell de Valentia Forum, que leyó el discurso sobre las armas y las letras pronunciado por don Quijote en la obra inmortal y Joan Benet de la Real Orden Poética Literaria Juan Benito, que recitó unos poemas de Cervantes incluidos en el citado libro.

Finalmente, Paqui López, miembro también de Valentia Forum, leyó el manifiesto NUESTRA HISTORIA NO SE TOCA, suscrito por varias asociaciones, condenando los inaceptables ataques a estatuas y monumentos de personajes históricos españoles iniciados en Estados Unidos y reproducidos en España enmarcados en los graves incidentes producidos por el movimiento denominado Black Lives Matter. Por último, se colocó la corona de laurel en la estatua del fantástico escritor y se escucharon respetuosamente los himnos regional y nacional.

10 de julio de 2020

La “herencia” de Carmena

El denunciante en los Tribunales de Justicia (Guillermo Rocafort, jurista de profesión) contra la opacidad de MANUELA CARMENA sobre sus abundantes capitales en títulos cotizados declaró en televisión, entre otras cuestiones:

Manuela Carmena incumple un mandato legal ocultando el origen y la composición de sus cuantiosas inversiones especulativas en sociedades o fondos de inversión, y así se ha declarado por sentencia judicial.

Manuela Carmena incumple la Ley de Transparencia y la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases del Régimen Local por NO detallar dónde tiene invertida su fortuna financiera (artículo 75.7 “Los representantes locales formularán declaración sobre cualquier actividad que les proporcione o pueda proporcionar ingresos económicos. Formularán asimismo declaración de sus bienes patrimoniales y de la participación en sociedades de todo tipo, con información de las sociedades por ellas participadas y de las autoliquidaciones de los impuestos sobre la Renta, Patrimonio y, en su caso, Sociedades)

Manuela Carmena explica que todo se debe a una Herencia familiar, al más puro estilo de las excusas de Jordi Pujol cuando le pillaron con la pasta en Andorra

Manuela Carmena es la única Alcaldesa de una Capital de la Unión Europea que se ha negado sistemáticamente a informar con transparencia sobre el contenido de su patrimonio financiero.

Manuela Carmena representa a la extrema izquierda del caviar, de los casoplones y de los grandes patrimonios financieros que se ocultan a la opinión pública española y en especial a los votantes de sus partidos políticos.

– El contenido de la fortuna financiera de Manuela Carmena a fecha de hoy sigue opaco y oculto a la opinión pública. El secretismo contumaz de Manuela Carmena SÍ QUE DEBILITA LA DEMOCRACIA y la confianza en las Instituciones Públicas. Lleva cuatro años como Alcaldesa de la Capital de España mareando la perdiz, escondiendo su fortuna financiera, pero al final se sabrá la Verdad, porque así lo ha dictaminado la Justicia Española en un pleito que ha durado cuatro años.

– Hasta que Manuela Carmena no lo aclare y pruebe documentalmente, crecen las sospechas de que el objeto de sus inversiones podrían ser Sociedades de Inversión de Capital Variable, Participaciones en Equitys de Fondos Buitre con sede en Paraísos Fiscales, Fondos de Inversión Especulativos, Acciones cotizadas en Bolsa nacional o extranjera, Derivados Financieros, etc. etc. y hasta una combinación de todas, o de parte de ellos, e incluso, dado el tiempo transcurrido, es posible que se hayan producido desinversiones y nuevas inversiones especulativas aún más opacas. En cualquier caso, cuando salga la Verdad financiera de Manuela Carmena, seguro que la realidad supera la ficción, y si ha actuado de esta manera la Alcaldesa Emérita de Madrid es porque lo que esconde no es baladí sino que causará aún más estupor e indignación entre la opinión pública.

– Esperemos que en el futuro los más altos representantes públicos sean más escrupulosos y transparentes en sus declaraciones patrimoniales a las que vienen obligados por Ley de lo que ha sido la Alcaldesa Emérita de Madrid.

Por Guillermo Rocafort (Águila Protectora contra Fondos Buitres)

Publicado en El Criterio

Declaraciones de Guillermo Rocafort en TV

COMUNICADO: “SU NEGLIGENCIA CRIMINAL, NUESTROS MUERTOS”

Se entiende por negligencia criminal un “abuso de autoridad” u “omisión culposa”, donde el delito radica en la falta de previsión que deriva en peligros para las personas que podrían haberse evitado. Un agravante se da cuando esa falta de previsión implica una “indiferencia insensible a la vida humana”.

Esta descripción encaja perfectamente con las acciones y omisiones del Gobierno español, en la presente situación de emergencia sanitaria y política. El Gobierno de España ha interpuesto sus intereses particulares al interés general de la nación, causando más de 23.000 víctimas mortales “oficiales”, que no reales.

El gobierno ha puesto en grave peligro la vida de sanitarios, cuerpos de seguridad y otros colectivos, al no proveerles de los medios de seguridad necesarios para cumplir sus funciones. El gobierno ha eliminado su página de transparencia, ocultando los proveedores de material sanitario deficiente y fraudulento. El gobierno ha acallado a los medios con subvenciones exprés, programando preguntas cerradas en las ruedas de prensa o apoyando organizaciones anti-bulos, para propagar sus propios bulos.

El gobierno ha monitorizado a la población y controla las críticas de los ciudadanos vigilando las redes sociales. Igualmente se ha saltado la legislación vigente aplicando un estado de alarma, con medidas propias de estado de excepción. El gobierno ha sido incapaz de aplicar recursos para realizar tests masivos y tener un mapa de la epidemia que nos asola. Todo ello, nos ha llevado al abismo humanitario y económico.

Por ello, hacemos un llamamiento a todos los españoles, afectados directa o indirectamente por los fallecimientos por culpa de la negligencia criminal del gobierno. Es un deber iniciar acciones legales -como ya se están poniendo en marcha, individuales o colectivas- y exigir responsabilidades a un gobierno criminal que nos ha hundido moral y económicamente. Infórmate sobre denuncias interpuestas y súmate a exigir responsabilidades a nuestros gobernantes.

A pesar de este Gobierno

¡ESPAÑA PREVALECERÁ!

¡DESPIERTA!

INFORMACIÓN Y CONTACTO

proyectodesperta@gmail.com

MANIFIESTO – NO QUEREMOS CAMBIAR EL GOBIERNO: QUEREMOS CAMBIAR EL RÉGIMEN

Las asociaciones Tas-Raíces, El Criterio, Valentia Forum y Somatemps, MANIFIESTAN que la nefasta gestión del gobierno social-podemita de la crisis sanitaria y social provocada por el Covid-19, ha puesto al descubierto una profunda crisis estructural, y no meramente una tragedia coyuntural. A pesar, por parte del Gobierno, de intentos de control mediático, de persecución de las redes sociales y de la conculcación de derechos fundamentales una parte del pueblo español se niega a vivir sometido al totalitarismo y a la ruina moral y económica.

Los momentos dramáticos por los que hemos pasado, han generado un amplio movimiento de protesta social-patriótica en toda España. Cientos de miles de ciudadanos han salido a la calle para exigir la dimisión de este gobierno incompetente, traidor y demagogo. Manifestamos nuestro total apoyo a este movimiento popular, en el cual estamos participando activamente. Pero no queremos que la emergencia de la situación, nos impida descubrir el verdadero problema de España.

Estamos ante una crisis de un Régimen no de un gobierno. Y esta crisis se enmarca en vertiginosos movimientos geopolíticos en los que ni España ni la Unión Europea parecen tener un papel relevante. Consideramos que los movimientos de protesta no deben limitarse a exigir la dimisión de este gobierno. La casta política que rige nuestros destinos -a la par de su manifiesta mediocridad- es la consecuencia de la partitocracia instalada en el Régimen del 78; un sistema que ahogó las formas de representación social y entregó nuestra soberanía política y económica a la Unión Europea.

España ha quedado sumida, repetimos, en una miseria moral y económica que arrastrarán varias generaciones. Este es el fruto de un Régimen que está llegando a sus últimos estertores. Por ello, aunque es imprescindible la dimisión de este gobierno, también lo es el cambio de Régimen. Pues la culminación lógica y última de esta corrupta partitocracia es la disgregación de España y la implementación de un régimen filocomunista; o la venta integral de nuestra nación a los intereses político-económicos mundialistas.

Con la Constitución de 1978, fruto de un consenso entre aquellos que buscaban salvaguardar su estatus antes que sus principios; y los que deseaban la revancha por una guerra que nunca ganaron, se puso en marcha un marco legal y político que ha llevado a España al desastre presente. Muchos españoles de buena fe consideran que la defensa de la Constitución del 78 es la última trinchera para salvar nuestra nación de su descomposición. Pero pocos son los que quieren reconocer que fue precisamente la causa de los males que ahora se quieren evitar.

Desde hace 40 años, amparados por la legalidad vigente, los sucesivos gobiernos de España la han desangrado. El gobierno de la UCD puso en marcha el sistema autonómico que, aparte de ser insostenible económicamente, está poniendo en grave peligro la unidad de España y cualquier forma de consecución del Bien común. El gobierno del PSOE, de Felipe González, privatizó las empresas estratégicas públicas, desmanteló la industria española e introdujo la precariedad laboral y la política de la subvención. Se creaba así una masa de ciudadanos dependientes del Estado.

El gobierno del PP de Aznar entregó nuestra soberanía económica a la Unión Europea, pactó con separatistas, a los que hizo innumerables concesiones, dejó a los sectores agrícolas y pesqueros en la más absoluta labilidad; renunció a una política exterior limitándose al seguidismo de los EEUU, abrió las puertas a la inmigración descontrolada, y, para acabar de reírse de sus entusiastas seguidores, afirmó que su referente político era Manuel Azaña. El gobierno socialista de Zapatero despertó el guerracivilismo, reabriendo heridas que ya estaban cerradas para ganar una guerra que perdieron las izquierdas hace 80 años.

Durante todas estas décadas, lentamente se ha gangrenado la institución familiar, célula básica de la sociedad. La autoridad de los padres ha sido laminada por un sistema y leyes educativas más propias de un sistema soviético que de una sociedad libre. El Estado se ha arrogado el derecho de imponer lo que es bueno y malo moralmente, hasta llegar a una inversión total del Derecho Natural. El aborto masivo ha causado un silencioso genocidio con consecuencias éticas y demográficas irreparables, la ideología de género se ha convertido en un dogmatismo estatal contra la voluntad de los padres. La educación sexual se ha convertido en un instrumento de dominación.

Recientemente el gobierno del PP de Rajoy fue incapaz de responder contundentemente al desafío separatista catalán y abandonó a los catalanes patriotas a su suerte. Envuelto en escándalos, renunció al gobierno de la nación para dejarlo en manos de uno de los más mediocres, perversos e infantilizados políticos que hemos tenido: Pedro Sánchez. Como buen discípulo de Zapatero ha continuado su hoja de ruta que lleva inevitablemente a la destrucción de España.

Es imposible que la casualidad sea la causa de tal retahíla de políticos ineptos. No somos tan ingenuos como para creer que un cambio de gobierno pueda redirigir el barco de la nación a buen puerto. España no necesita solamente otro gobierno. España necesita un cambio de Régimen político. Algunos, ingenuamente, piensan que hay que mantener el actual para que no devenga una república bolivariana. Pero este es precisamente su último e irremediable efecto. Por eso es imprescindible un cambio estructural de nuestra arquitectónica política.

Es urgente poner fin al Estado de las autonomías, mediante la recuperación de las competencias, por parte del Estado, que atañen al Bien Común. Ello no implica una mera recentralización burocrática, sino que se debe aplicar el principio de subsidiariedad. Ello significa proteger a la familia; que los municipios retomen sus competencias naturales arrebatadas por las Taifas autonómicas y el propio Estado. Hay que simplificar el sistema administrativo territorial y las duplicaciones burocráticas. Las tradicionales Diputaciones pueden cohesionar territorios sin necesidad de macro administraciones autonómicas.

Hay que desarrollar una profunda reforma de los cauces de participación política, donde se tengan en cuenta los cuerpos intermedios de la sociedad y los estamentos que dimanan de la misma (asociaciones, colegios profesionales, sindicatos, representación territorial o grandes instituciones como las universidades). La representación política no pueden acaparar unilateralmente todas las decisiones estratégicas de una nación sin tener en cuenta los funcionarios públicos técnicos y sólo escuchando a los promocionados por egoísmos partidistas. Igualmente es necesaria la participación de los cuerpos sociales implicados en esas decisiones.

España debe urgentemente lograr su reindustrialización, potenciar sectores estratégicos como el sanitario, recuperar la autonomía -frente a la Unión Europea- de nuestra agricultura, ganadería y pesca. Eliminar definitivamente la política de las subvenciones por no producir. Se debe potenciar la centralidad del mercado interior y la defensa de nuestros productos frente a la competencia de países con bajísimos costes laborales por la explotación de sus trabajadores. Se deben llegar a grandes pactos de Estado especialmente en el ámbito de la educación, auténtico eje de vertebración entre generaciones y la verdadera riqueza de un Pueblo.

Hemos de entrar en un nuevo paradigma que nos posicione firmemente contra la Globalización, redefinir la función de las fronteras como mecanismos para impedir la expoliación fruto del libre flujo de economías financieras y no productivas; o frente a la inmigración descontrolada antes de que se convierta en un proceso irreversible que ponga en peligro nuestra identidad cultural y nacional. Con otras palabras, hay que garantizar la unidad no sólo territorial de nuestra Patria, sino también la moral, la cultural y la económica. Y para ello necesitamos un nuevo Régimen no un nuevo gobierno.

¡FRENTE A ESTE RÉGIMEN: LIBERTAD!

En un lugar de España, 11 de mayo de 2020