Archivo de la categoría: ARTÍCULOS

LA JUSTICIA HUMILLA AL EJÉRCITO ANTE LAS INJURIAS DE LOS SEPARATISTAS

El despliegue de las Fuerzas Armadas en Cataluña para colaborar distintas misiones frente a la epidemia de coronavirus provocó el 16 de marzo de 2020 la reacción de un concejal de la CUP en el Ayuntamiento de Vic (Barcelona), Joan Coma i Roura, que escribió en Twitter: “Si veiem a l’exercit abraçem-los fort, tot tossint-los a la cara. Igual així se’n van i no tomen més”, es decir, “Si vemos al Ejército abracémoslos fuerte, tosiéndoles en la cara. Igual así se van y no vuelven más”, para contagiar de Covid-19 a los militares.

El mensaje se viralizó y le valió una querella penal en un juzgado por parte de la Unión de Militares de Tropa (UMT). Además de por un delito de odio, castigado en el artículo 510 del Código Penal, el escrito de esa asociación de militares apuntaba que el concejal de la CUP habría cometido un delito de injurias y amenazas al Ejército.

El artículo 504.2 del Código Penal establece que “los que injuriaren o amenazaren gravemente a los Ejércitos, Clases o Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, serán castigados con la pena de multa de doce a dieciocho meses”.

La querella fue archivada, aunque la acusación recurrióEl fiscal pidió desestimar el recurso, entre otros motivos por entender que el tuit no invitaba a atentar de forma seria contra los militares, y porque la injuria debería ser grave para encajar en este tipo penal, mientras que el edil de la CUP se habría limitado a “mostrar su malestar por la presencia del Ejército”.

Ahora Confidencial Digital ha podido saber que un abogado, Guillermo Rocafort, solicitó recientemente al Consejo General del Poder Judicial “información sobre el número de procedimientos penales que ha abierto el Ministerio Público Español (Fiscalía) por un lado y los Tribunales de Justicia por otro en relación a presuntos delitos de injurias a los ejércitos tipificados por el artículo 504 del Código Penal…”.

La solicitud de información llegó a la Subdirección General de Información Administrativa e Inspección General de Servicios del Ministerio de Justicia, que la remitió a la Unidad de Información del CGPJ.

La respuesta del Consejo General del Poder Judicial, según ha podido saber ECD, ha sido muy escueta: “Se participa que solicitado informe a la Sección de Estadística Judicial de este Consejo, esta comunica que no se dispone de datos sobre la información peticionada”.

Según explica el abogado que solicitó los datos, no queda claro con esta contestación si el CGPJ no tiene disponibles los datos, pero sí ha habido procedimientos penales abiertos por la Fiscalía y los tribunales; o si directamente es que no se han abierto procedimientos por delito de injurias a los ejércitos.

Cabe señalar que María Dolores de Cospedal denunció en 2017 al teniente expulsado del Ejército Luis Gonzalo Segura, al que acusaba de delitos de injurias y calumnias contra el ex ministro de Defensa Pedro Morenés, y contra mandos militares como el Jefe del Estado Mayor del Aire (JEMA), el general del Aire Javier Salto Martínez-Avial. Sin embargo, la denuncia no le acusaba de injurias a los ejércitos, sino a personas concretas como el ex ministro Morenés y el JEMA.

La justicia también ha archivado denuncias por supuestas injurias a la Guardia Civil, como la que interpuso la Unión de Oficiales contra la revista El Jueves por una viñeta que esta asociación consideró que incurría en ese delito.

FUENTE: EL CONFIDENCIAL DIGITAL

Fosas de la Batalla del Ebro: aparecen los niños que la República envió al frente a morir

La llamada memoria democrática le está jugando una mala pasada a sus promotores. La excavación de la fosa del Mas de Santa Magdalena, un hospital de campaña de la Guerra Civil en Mora del Ebro, en Tarragona, está revelando que un 30 % de los soldados enterrados eran miembros de la llamada «Quinta del Biberón», hoy silenciada, la de los niños reclutados por la Segunda República para morir en el frente cuando la guerra ya estaba perdida.

Actualmente, se han localizado 84 cuerpos, 69 de los cuales ya han sido exhumados y el director de la excavación, Sergi González, prevé como mínimo tres meses más de trabajo en los que esperan ir encontrando muchos más restos de soldados republicanos, «a un ritmo de entre 5 y 8 cuerpos nuevos a la semana», asegura.

¿Quienes eran estos chicos, encuadrados bajo la denominación de la «Quinta del Biberon»?

La derrota republicana ya se sabía inevitable. Desesperados por la marcha de la guerra, los dirigentes republicanos (Azaña, Negrín, Companys) decidieron en abril de 1938 reclutar a menores de edad (muchos de ellos de apenas 17 años) que jamás habían empuñado un fusil para engrosar las filas del Ejército Popular. «Resistir es vencer», proclamaba Negrín. El hecho es que la Segunda República sacrificó a miles de adolescentes en la Batalla del Ebro.

Solo les pidieron que llevasen de sus casas un plato, un cubierto, una cantimplora y una manta. El decreto fue enviado a 27.000 de ellos; en unos días estaban en el frente. Más de 5.000 chavales perdieron la vida en aquellos barrancos. Muchos cayeron heridos. Otros fueron hechos prisioneros. Los supervivientes tuvieron que hacer además el servicio militar durante 5 años en el ejército vencedor.

Niños imberbes, en alpargatas, sin instrucción militar alguna, con un viejo Mauser a la espalda, fueron enviados a las trincheras, a librar la más dura de las batallas de la guerra civil. Aquellos chicos murieron de España, como decía Unamuno.

Nadie habla de ellos. No existen. Sobre su historia no parece haber interés en desentrañar «memoria democrática» alguna, sencillamente porque no deja de ser un dedo acusador contra la intocable Segunda República, que anticipó, en aquella leva, la de las juventudes hitlerianas en el frente de Berlin. Como ellos, fueron carne de cañón. Companys y Negrin no dudaron en enviarles a una muerte más que probable, con el beneplácito del mismísimo Azaña, que en Julio desde mismo año de 1938 lanzaría su célebre y último discurso como Presidente de la República desde el Ayuntamiento de Barcelona…paz, piedad, perdón. Nadie sintió piedad por aquellos chicos enviados al frente del Ebro.

El periodista Víctor Amela publicó hace un años la historia de esos quintos en Nos robaron la juventud, un libro tan estremecedor como demoledor.

Contaba Soto Ivars, en un artículo del libro, que en el término municipal de Vilalba dels Arcs, en la Terra Altahabía un Vía Crucis con 59 mojones de piedra en los que aparecían grabados los nombres de otros tantos requetés caídos en el intento de tomar una posición. Las juventudes de Arrán los demolieron en 2015 a mazazos, borraron los nombres de los caídos, hicieron pintadas de odio y desperdigaron los cascotes por el lugar. Luego subieron la dudosa hazaña a las redes sociales. En fin, como dice el refrán, a moro muerto, gran lanzada. Probablemente esas mismas juventudes ya no tengan memoria de la «Quinta del Biberón», ni les importe.

Publicado en Rebelión en la Granja

ElCriterio

EL CRITERIO – La Justicia española no quiere ser independiente

“La mujer del César no sólo debe ser honrada, sino parecerlo”. (Cayo Julio César)

Aplicando la famosa frase a la Justicia española, podríamos decir que: la justicia española no solamente debe ser independiente, sino parecerlo. El espectáculo que se está dando en la renovación del CGPJ, nos confirma que desde la ley Orgánica que se aprobó en 1985 gobernando el PSOE de Felipe González, la justicia dejó de ser independiente. Así lo afirmoAlfonso Guerra, a la sazón Vicepresidente del Gobierno, cuando declaró públicamente que habían enterrado a Montesquieu, y la separación de poderes, al quedar en manos de los partidos políticos, en su totalidad, la propuesta al Rey del nombramiento de la cúpula del poder Judicial.

Tienen la oportunidad ahora de demostrar que quieren ser independientes, y limpiar  las sevicias y corrupción que la ha invadido. Y es muy fácil.

Apliquen la Constitución; realicen los jueces una elección transparente a nivel nacional de los 12 que les corresponden, y ni uno más y presénteselos al Rey para su nombramiento, y a las Cortes Españolas para su ratificación; y ni uno más. Así recuperaran la independencia que perdieron hace 35 años, y cumplirán con la Constitución. Y que las Cortes -los partidos políticos- elijan a los 8 que la Constitución les asigna.

Si no lo hacen y dejan que se siga por la deriva que llevamos, la poca independencia que aparentan tener, la perderán totalmente y será una Justicia corrompida en su totalidad, que nos llevará a la tiranía.

Son ustedes, Señorías, los que deciden si una ley es constitucional o no, o incluso la interpretación para su ejecución. Lo propuesto es totalmente constitucional, ya que la Carta Magna en su literalidad está por encima de cualquier ley que de ella debe derivar. Recuperen la independencia que les quitaron de forma indigna. Por España y los españoles.

J. R. Pablos

Publicado en Hispanidad – 07/03/2021

EL CRITERIO

La extrema violencia de la izquierda en las calles de España

Durante las cuatro últimas décadas hemos vivido en España un proceso de radicalización violenta de una parte de la población del que muy poco se habla. Es un fenómeno que también se da en otras Naciones desarrolladas pero que con nosotros se ha cebado especialmente.

La pregunta debe ser: ¿Se usa y abusa de la violencia política selectiva en España?

La respuesta es un rotundo sí.

Hay partes de España donde sales a la calle con un símbolo español y lo más probable es que resultes linchado por las turbas “antifas”.

Esos lugares son Vascongadas, Cataluña, Navarra, Galicia, Baleares y cada vez más en otros lugares de España, incluida Zaragoza, donde fue asesinado Don Víctor Laínez al llevar unos tirantes con la bandera española por el reincidente antifa chileno Rodrigo Lanza.

De esto tratará este artículo, porque aquí estamos en el núcleo de muchos de los males de nuestra Nación y es un tema del que debemos hablar y tomar conciencia.

En España existen infinidad de milicias de extremistas violentos de izquierdas, desde los llamados “antifas”, pasando por el Mundo Batasuno, hasta los llamados “CDR” (Comités de Defensa de la República Catalana), que ya están ocupando importante parcelas de poder, muy bien financiados por los oligarcas del NOM (Nuevo Orden Mundial) y que se caracterizan por aterrorizar y agredir a importantísimos colectivos de españoles, como los católicos y los patriotas que aman a su Nación, y esa violencia sistemática es prácticamente hurtada a la opinión pública.

En Francia se está promoviendo políticamente la disolución de estas milicias “antifas”, consciente de la gravedad de sus comportamientos, a instancias del Partido Político de Marine Le Pen, Reagrupamiento Nacional, así como también el Presidente estadounidense Donald Trump está promoviendo que se les declare como organización terrorista doméstica en su país.

Los hemos visto en acción en España, perfectamente organizados, encapuchados, con su armamento de guerrilla urbana, acorralando a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, con enorme impunidad y con la simpatía de influyentes creadores de opinión pública.

En las calles españolas hay un importante segmento de la población que está condenado a no poder expresar su sentimiento patriótico y religioso, porque hay bandas violentas que campean su violencia extremista de la Izquierda impune.

La violencia se ha usado como herramienta política para amedrentar al adversario, para agitar a sus bases…, lo reconoció el propio José Luis Rodríguez Zapatero ante Iñaki Gabilondo en una entrevista pública en televisión,… “nos conviene elevar la tensión…” y el periodista le dio la razón y le animó a ir por ese camino.

Un Presidente del Gobierno como el indicado socialista que en vez de calmar los ánimos del Pueblo español es capaz de echar leña al fuego del enfrentamiento político es un completo irresponsable.

España lo que necesita es calmar a su población y no exaltarla, porque esa exaltación al final ha tenido consecuencias muy trágicas a lo largo de nuestro devenir. Desatar las pasiones y rivalidades políticas bajo este Sol abrasador que hay en España al final nos devolverá de nuevo a la catástrofe y a un enfrentamiento civil.

El escritor e investigador Don Víctor M. Pérez Velascoha analizado esta cuestión desde un punto de vista científico en su libro “Prendiendo la Mecha. Violencia política en la España actual” (Editorial Sepha. Octubre 2012).

Su estudio concluye que una Nación como la Española con semejante violencia política interna está incapacitada para poder avanzar en el futuro.

El autor ha analizado la violencia política en todos sus grados, desde la más suave (el insulto) a la más grave (la agresión física) y ha tabulado las agresiones provocadas por la Izquierda y los Independentistas en España durante el periodo de 2007/2011, tomando como referencia las que tuvieron su eco en los medios de comunicación (las menos), e incluso ha llegado a efectuar una estimación de las agresiones reales sufridas al año (más de MIL).

Estamos ante una pandemia violenta que se ha cronificado en nuestra Sociedad; se ha naturalizado como algo normal y ni siquiera se habla de ello.

Fíjense que como bien señala el autor ni siquiera hay estadísticas policiales sobre este grave asunto.

Esta violencia política ha sido especialmente intensa en nuestros territorios calientes, como Vascongadas y Cataluña, pero desde hace años se está desperdigando al resto de la Nación, como he indicado anteriormente.

Entre las causas de dicha violencia, nos aporta el autor:

  • El excesivo adoctrinamiento que sufrimos en forma de odio visceral a todo lo que representa España y nuestra Tradición Católica, y los exitosos réditos políticos que genera.
  • El silencio que aplican los medios de comunicación a este asunto, especialmente los de carácter izquierdista.
  • La inoperancia de la Justicia española, en especial la Fiscalía, con lo que por mucho que se esfuerce la Policía, a los violentos de izquierdas les sale barato su comportamiento agresivo.

Don Víctor M. Pérez Velasco nos habla incluso de la España actual como “construcción social de la agresión”.

Existen casi cuatrocientos crímenes de ETA, la mayoría de ellos de militares y de policías, sin esclarecer su autoría y pareciese que el Estado Español ha renunciado a encontrar a los culpables, cuando tenemos la certeza que algunos de esos pistoleros están hoy ocupando cargos representativos en instituciones locales y autonómicas vascas y navarras e incluso estatales.

En lo que a mí respecta, llegué a interesarme por este asunto cuando me alcanzó de forma directa y personal.

Anteriormente tenía testimonios de amigos y conocidos sobre agresiones, como la de un Policía Municipal que siendo joven le tiraron a las vías del Metro de Madrid por llevar una pulsera con la bandera española, o la de un Teniente del Ejército Español que en el Centro de Madrid casi le matan cobarde y traicioneramente por llevar en las zapatillas la bandera española, o la agresión que sufrió un local de encuentro de Veteranos de las Fuerzas Armadas, “El Rincón de la Legión”, un doce de Octubre del 2013, sólo porque celebraban la Fiesta Nacional.

Para más información sobre esta última agresión de la Izquierda, visite la web: https://www.elmundo.es/madrid/2013/12/02/529c6194684341a45e8b457d.html

En todos los casos descritos, el “modus operandi” fue siempre el mismo; la agresión la realiza un grupo numeroso, en forma de estampida, con la cara encapuchada, con objetos contundentes, aplicando la máxima violencia a los que atacan en forma de estampida.

La cobardía es la nota dominante, buscando siempre el hacer el mayor daño posible. Da igual que haya ancianos e incluso niños y carritos de bebés; es una violencia que carece de cualquier tipo de contención. Es una violencia desaforada. Es puro linchamiento al que cogen desprevenido y aislado.

Y así fue que hace seis años fui a dar una Conferencia de Economía a una Asociación legalmente constituida de Salamanca y viví uno de estos episodios en primera persona.

Después de comer en la plaza mayor de dicha ciudad con los organizadores y al dirigirnos andando al lugar de celebración de dicha conferencia, sufrimos el ataque de unos cuarenta encapuchados, que gritando como exaltados y tirando adoquines, querían lincharnos.

Proveídos de maderos, estacas y barras de hierro se aproximaron hacia nosotros, apenas seis personas, y cuando el linchamiento era inminente, providencialmente hicieron acto de presencia varias dotaciones de policía que detuvieron a los agresores.

Léase el relato de lo sucedido por la prensa local en el siguiente enlace:

https://www.lagacetadesalamanca.es/hemeroteca/profesor-universitario-denuncia-linchamiento-parte-antisistemas-BRGS142201

Investigué al instigador de aquella turba y era un hombre (fue condenado por los hechos) que trabajaba como animador de niños en el Ayuntamiento de Santa Marta de Tormes. Así es como tienen acceso a colectivos de menores en situación de especial vulnerabilidad, que es donde pescan a los activistas “antifas”.

Hablé con el Alcalde de dicho Municipio (del PP) y le informé personalmente de lo sucedido. No tomó ninguna medida contra el violento el cual siguió en su puesto hasta que recayó la sentencia condenatoria por lo sucedido. Actualmente dicho sujeto, ya desenmascarado, colabora como “formador” de jóvenes con la Generalidad Catalana.

Otro de los promotores de mi linchamiento, que fue finalmente también condenado, era hijo de una Fiscal Jefe de Tenerife, a quien tuve ocasión de dirigirme en un programa televisivo local de dicha Isla en el relato de los hechos sucedidos.

Véase el programa en el enlace: https://www.youtube.com/watch?v=b1EsuaGjub8

Estamos por tanto ante una especie de “meta-estructura social” que garantiza la violencia política en España y que además se nutre directa y abundamentemente de los presupuestos públicos, de nuestros impuestos, mediante el uso de todo un entramado público, teóricamente asistencial y altruista, para formar y captar a sus milicias “antifas” mediante agentes de la subversión y de la desestabilización que están muy cercanos a los círculos del poder institucional.

Otro enfoque importante de este asunto fue el tratamiento informativo que se le dio al incidente que sufrí; al principio, se planteó como una pelea entre grupos políticos antagonistas (el modo habitual de abordar este tema por la prensa escorada a la izquierda) y tuve que llamar a varios medios locales para dar mi versión de los hechos, versión que ha sido ratificada en sentencia penal, y así conseguí que algunos de ellos ajustaran su versión a lo que realmente sucedió.

Otro frente que se abrió fue el judicial, tras el incidente violento, donde no fue nada fácil conseguir una condena de la Justicia a estos hechos de violencia política selectiva.

Incomprensiblemente el Juez derivó este asunto del delito a la simple falta. Aun así, fue algo heroico arrancar una condena a la Justicia para los responsables, pues disfrutan de los típicos abogados “progres” y de alto standing, pero al final se fueron con sus condenas por faltas de daños y coacciones y ya están marcados como lo que son, pura delincuencia política callejera.

Lo sorprendente es que en Salamanca, ciudad del saber y del conocimiento, hubiera esta violencia “antifas”, pero es así; en todo caso, el incidente y el posterior tratamiento judicial y mediático ha servido para ser en parte evidenciada, neutralizada y descabezada, y así Salamanca respiró un poco más tranquila de aquella jornada de tintes dramáticos y criminales.

Por su parte, la Izquierda aplica sistemáticamente una política de justificación de su violencia y de auto-victimización cuando son objeto de una reacción; ellos son siempre los agredidos. Así hay que interpretar las presuntas agresiones sufridas recientemente por Don Juan Carlos Monedero en Sanlúcar de Barrameda, donde al final se ha descubierto que él ha sido el que inició la provocación, así como la experimentada por la Ministra de Trabajo, Doña Yolanda Díaz Pérez, en la Ciudad de Toledo, desde su coche oficial blindado y con protección policial desde el principio.

Si lo comparamos con el escrache que sufrió Doña Cristina Cifuentes o a más a más, el diputado derechista de Chile Don José Antonio Kast, esta auto-victimización que he relatado nos debe producir verdadera hilaridad. 

Véase la agresión sufrida por el Señor Kast en:

https://www.t13.cl/videos/politica/video-relato-violenta-agresion-jose-antonio-kast

Por otra parte, estamos viendo imágenes desde Estados Unidos donde “los antifas” de allí están llevando a cabo verdaderos linchamientos en las vías públicas contra sus oponentes políticos e impunemente están atacando de forma sistemática todas las estatuas que pueden, pero es que si nos fijamos en lo que ha pasado en Chile vemos que incluso se han provocado incendios de edificios públicos con total impunidad, como Iglesias Católicas.

Las Policías de ambos países son objeto de todo tipo de agresiones de extrema violencia por parte de la Izquierda, en especial Carabineros de Chile. Las imágenes del autobús de la Policía chilena rodeada de la turba antifa es tan impactante que parece más propia de la serie apocalíptica “Walking Dead” (Véase https://www.youtube.com/watch?v=HgIEXTCQ3X8) o incluso hemos visto como los “antifas” tiraban bombas molotov sobre Mujeres Carabineras en Chile (véase https://www.youtube.com/watch?v=z495JuKkh0Q ), sin que ninguna feminista haya protestado por ello que yo sepa.

Son imágenes verdaderamente aterradoras.

En España los hemos visto actuar durante la Pandemia en las pacíficas caceroladas en el barrio madrileño de Moratalaz, agrediendo a las personas mayores que legítimamente protestaban, siendo especialmente condenable el intento de linchamiento a un taxista por defender a su novia de los ataques de la turba, y en todo momento en Cataluña, donde los CDR han aplicado medidas terroristas de desestabilización de nuestra Nación, desde el corte de carreteras y de las vías del AVE hasta agresiones directas en las calles catalanas. Buscan generar un clima de terrorismo y el Estado Español no es capaz de neutralizarles.

Sin embargo, llama la atención de cómo la presión policial se centra más en elementos denominados  ultraderechistas que en “los antifas”, lo cual no responde correctamente a los datos de la verdadera autoría de la violencia política en España, evidencia empírica que me hace concluir que las instrucciones políticas y judiciales existentes de los sucesivos Gobiernos “democráticos” en España es apretar muchísimo más en un lado que en otro.

Como muestra de lo anterior, dos simples botones informativos:

  1. “La Policía detiene más neonazis que antifascistas en Madrid”: https://www.elespanol.com/espana/politica/20170107/184231932_0.html
  2. “La Policía aprieta más por la derecha”: https://www.elmundo.es/madrid/2013/11/18/5289354d0ab74076548b4572.html

Prueba evidente de lo anterior, es decir de esta asimetría en la respuesta de los poderes públicos a la violencia política, es el tratamiento judicial cruel que ha tenido el denominado caso “Blanquerna”, en donde los 14 asaltantes han sufrido un completo calvario en sus vidas, con un errático proceso penal que ha durado 7 años, de 2013 a 2020 y donde finalmente, a pesar de la sentencia revocatoria del Tribunal Constitucional, el Tribunal Supremo de España les ha impuesto por partida doble penas de cárcel, mientras que conozco casos donde a instancias de la Fiscalía se han aplicado todos los atenuantes posibles a “los antifas” para que no tengan que pisar la cárcel; por ejemplo, el relativo al mencionado asalto al Bar “El Rincón de la Legión” en Madrid en el 2013, donde ahí sí que hubo lesionados graves entre los atacados a diferencia de lo de Blanquerna.

Es preocupante ver cómo el Ministerio Público de la Fiscalía General del Estado actúa más bien en ocasiones como abogado defensor de los violentos de izquierdas. Yo lo he vivido en primera persona y puedo dar fe.   

Volviendo al estudio publicado de Don Víctor M. Pérez Velasco, acabaremos aportando algunas medidas suyas correctoras del problema de la violencia izquierdista en las calles con las que estoy completamente de acuerdo, y otras son de mi propia cosecha, a saber:

  • Cese inmediato del adoctrinamiento y la incitación al odio entre nuestra Población contra el Catolicismo y España en Colegios, Universidades y Medios de Comunicación.
  • Posicionamiento claro de los grandes Medios de Comunicación en la información veraz y denuncia de esta gravísima violencia, venga de donde venga.
  • Compromiso de la Justicia, en especial de la Fiscalía, en la persecución de estos delitos, y añado que se cree en España una Fiscalía contra la Violencia Política Selectiva.
  • Elaboración de estadísticas policiales que analicen convenientemente esta violencia política de la Izquierda.
  • Un Observatorio de la violencia política selectiva nacida de la Izquierda y del Independentismo que padecemos en España.
  • Una Cátedra en cada Facultad de Ciencias Políticas que aborde este asunto de la forma conveniente.
  • Una “Mesa de la Verdad” que permita esclarece aquellos delitos de la violencia política selectiva que permanecen impunes y en particular los 400 asesinatos de ETA sin conocerse su autoría.
  • Desmantelamiento de la meta-estructura de la violencia política selectiva en España.

Debemos tomar conciencia de esta situación y acabar entre todos con esta violencia política selectiva porque es cuestión de supervivencia y de estabilidad para España y el Mundo Desarrollado.

Si la Violencia de la Izquierda se acaba de generalizar e institucionalizar de forma definitiva, estaremos en la antesala de una Dictadura de nuevo cuño donde quedarán cercenados nuestros derechos y libertades públicas más fundamentales.

Guillermo Rocafort

Escritor y Analista Internacional

China quiere liderar el NOM hacia el comunismo totalitario

La intervención del presidente chino (en realidad el primer secretario del partido comunista), en la cumbre de Davos, diciendo que el mundo ya no volverá a ser como era, es posiblemente la única verdad que dijo.

Esa cumbre le dio un puesto de honor, significando lo que ya es una realidad: que China, con sus casi 1.400.000 millones de personas, una economía pujante, basada en la miseria y explotación de su población, en una auténtica esclavitud, ya dirige el mundo, y solo es cuestión de reconocerlo oficialmente.

China posee un veinte por ciento de la población mundial, el mayor ejército jamás conocido, sus barcos depredan la pesca en todos los océanos y mares, propios y ajenos, se ha apoderado de las riquezas naturales de la práctica totalidad de los países africanos, a los que ha colonizado por la vía de hecho, mediante préstamos, gobiernos títeres, fomentando partidos comunistas, etc., y aspira a hacer lo propio con la vieja y decadente Europa.

Tal vez nos llevaríamos una sorpresa si se investigaran las posibles relaciones de Podemos con el partido comunista chino, entre otros partidos comunistas del mundo mundial…

Pero además, China, con un modelo económico capitalista, basa su prosperidad en los salarios miserables, las interminables jornadas laborales, y la existencia de clases trabajadoras con el único ideal de llenar sus tripas con algo de comida, poder vestirse con harapos baratos, y poco más.

En otras palabras, una economía de subsistencia, más o menos la misma que el actual gobierno social comunista nos está imponiendo a la fuerza.

Un sistema en el que las personas pierden su dignidad humana, y pasan a ser simples números, que solo serán válidos en tanto en cuanto sean productores, y no cargas para la sociedad, que se deshará de ellos sin ningún escrúpulo mediante la eutanasia. (Por cierto, en España ya se ha aprobado la ley correspondiente).

Hasta ahora los españoles solo trabajábamos para poder vivir lo mejor posible, pero dentro de poco haremos como los chinos, y solo viviremos para trabajar.

En definitiva, China gobierna el mundo, por la vía de facto, y quiere imponer el “modelo” comunista, basado en la limitación de derechos y libertades públicas, por no decir en su supresión, pura y dura, y la imposición de unas condiciones laborales y sociales cada vez peores.

También en la erradicación de la vida pública, y hasta privada, de la religión católica, pues para los marxistas la persona solo vale algo en cuanto es productor, no como clases pasivas, que conviene erradicar, y cuanto antes, mejor, que hay muchas bocas que alimentar…

Se promoverá, todavía más, el aborto, para evitar la “superpoblación” mundial, idea que obsesiona a estos maquiavélicos dirigentes, favoreciendo la invasión y ocupación de los países por parias de la tierra, procedentes de otras zonas del planeta, creando así una sociedad de medio zombis, sin raíces culturales, religiosas, políticas, económicas, etc.

Todo lo cual les servirá para reducir el coste de la mano de obra, favoreciendo así el incremento de beneficios de las grandes empresas multinaciones, que operan a nivel mundial, y que ya son más fuertes y poderosas que la mayoría de los Estados.

Y a las que, la legislación nacional se la trae al pairo, pues la eludirán con toda facilidad, o trasladarán sus centros de producción, distribución, sedes sociales, etc., a países “controlados”, o dónde pueden hacer lo que les dé la gana…

Se fomenta la homosexualidad, el lesbianismo, la destrucción de la familia, la aparición de “familias” monoparentales, con hijos adoptados, o “fabricados” ex profeso, y a los que se abandona con cualquier excusa o pretexto, dejándolos de nuevo en manos del estado, etc.

El NOM, Nuevo Orden Mundial, va a consistir en la imposición del comunismo por todo el mundo, incluidos aquellos países que ya estaban vacunados, como España, pero en dónde la enfermedad se está volviendo a propagar, y a gran velocidad.

Esta es la famosa Agenda 2030, hacia la que nos encaminamos a velocidad de vértigo.

¡Que Dios nos coja confesados y nos perdone, aunque si no hacemos todo lo posible para evitarlo, realmente no mereceremos el perdón del Señor ni de nuestros descendientes, que van a terminar siendo esclavos!

Por Ramiro Grau Morancho

EL CRITERIO

El mito de los curas disparando desde los campanarios

El historiador Vicente Cárcel determina que, en 1936, existían en España 146 diarios antirreligiosos, algunos especialmente virulentos como El socialistaEl Pueblo, o El Crisol, que aplaudieron en 1931 la quema de conventos y pedían constantemente sangre clerical. El Crisol, por ejemplo, nada más llegar la República denunciaba falsamente que existían polvorines en los conventos. El Heraldo de Madrid, al iniciarse la Guerra Civil difundió la idea de que los frailes disparaban contra los obreros desde los campanarios.

Pero como cuenta Gonzalo Redondo, en su  Historia de la Iglesia en España, 1931-1939, fue en Barcelona “donde surgió la leyenda de que la destrucción de las iglesias vino motivada porque desde ellas se disparó contra el pueblo. En realidad, sólo se disparó desde el convento de los carmelitas de Diagonal-Lauria, y los autores de los disparos no fueron –como es comprensible- los religiosos, sino los soldados de una de las columnas sublevadas”. Por cierto, lo militares acantonados en ese lugar posteriormente fueron decapitados, sus cabezas ensartadas en picas y sus cuerpos echados a los leones en el zoo de Barcelona. También fueron asesinados los capuchinos de la iglesia, que nada habían tenido que ver con la sublevación.

Toryho, el director de Solidaridad Obrera, para contrarrestar la preocupación en la prensa extranjera por la gran persecución religiosa que se estaba cometiendo en la zona republicana, decidió iniciar una campaña contra el clero. Empezó a inventarse noticias inverosímiles como la de religiosos que empuñaban armas. En la edición del 1 de agosto de 1936, de Solidaridad Obrera, salía en portada una foto de cinco religiosos apuntando con fusiles y parapetados tras un cañón. Evidentemente la foto estaba amañada y los religiosos eran milicianos “ensotanados”. El pie de la foto rezaba: “Los representantes de Dios en la tierra también emplean las armas. En un pueblo de Cataluña [no se especifica cual], esos frailes hicieron frente al Pueblo”. Esta foto, posteriormente fue recogida por La Vanguardia (edición del 14 de mayo de 1937), y actualmente se puede encontrar en artículos e investigaciones como si fuera una imagen verdadera.

Foto falsa de milicianos disfrazados de religiosos disparando, publicada en Solidaridad Obrera

La imaginación da para mucho y a los anarquistas se les ocurrió también hacer una película de frailes capuchinos empuñando armas. Esta vez recurrieron a capuchinos reales que estaban en la prisión de Igualada. Hay varias fuentes al respecto. Una es la de Antoni Jorba Soler en su libro sobre la Guerra en Igualada: Agonia d´una ciutat, en la que cuenta la historia de estos capuchinos. Otra fuente es la obra de Josep Massó, L´Església catalana el 1936. El relato es sorprendente: “Un día se presentan un grupo de milicianos que hablan todos en castellano. Llevan armas variadas que son distribuidas a los prisioneros [los capuchinos]. Después, bajo la amenaza de un soldado con un revólver en el puño, son conducidos a una escalera por la que les hacen subir. Mientras suben, un individuo instalado en el rellano superior le va dando a la maneta de su máquina de filmar. Una vez llegan arriba, empieza a comenzar la labor inversa. Siempre con la cabeza alta y armados, los religiosos son obligados a bajar. Pocos días después los diarios ofrecen al público fotografías que prueban que los religiosos han sido sorprendidos con las armas en las manos”.

En Gerona, en mayo de 1937, se realizó otra filmación propagandística en la que salen “sacerdotes” atacando con fusiles un pueblo. Se buscaron escenarios en Gerona como las escaleras de San Martín o las de la Catedral. Hay tres sacerdotes, por aquel tiempo presos, que recogen este insólito hecho: Mn. Casanovas, Mn. Gispert, y Mn. Jou. Estas campañas de propaganda calaron en el imaginario popular. Décadas después, películas progresistas como La ciutat cremada de Antoni Ribas, que relata la Semana Trágica, muestra un cura disparando al populacho desde el tejado de una Iglesia. De esa época también es Las bicicletas son para el verano, esta vez ambientada en la Guerra Civil. Se fabula con que fuerzas facciosas, incluyendo el cura, se lo pasan fenomenal disparando desde el campanario en la población de Gelida (Barcelona). En realidad, en esta población los milicianos mataron al párroco, a un seminarista y otros convecinos; hechos que evidentemente no explica la película.

Foto de (posiblemente) seminaristas, realizada en 1912, y utilizada para las campañas anticlericales en 1936.

La película Tierra y Libertad también recurrió al tópico del cura disparando desde el campanario. O bien, Helena Taberna, directora de la película La Buena Nueva, incluyó una escena de seminaristas armados y desfilando que se inspira en una foto que ha hecho correr ríos de tinta. Se trata de una escena de seminaristas armados. De esa foto se ha dicho que eran curas armados en la Plaza de toros de Badajoz durante la Guerra Civil, incluso se habla de que se realizó en Valladolid. En realidad, es una foto realizada en la Plaza de Toros de Pamplona, antes de 1921 (en la que la plaza se incendió y demolió). Posiblemente la foto dataría de 1912 o antes. En esa fecha los seminaristas quedaron exentos del servicio militar. Como mucho tenían que hacer unas breves prácticas de orden cerrado que duraban pocos días y se hacían en la Plaza de toros. La foto nada tiene que ver con curas “trabucaires” de 1936.

Recreación de curas armados para la película “La Buena Nueva”

Si pudiéramos revisar toda la prensa revolucionaria de aquella época, encontraríamos verdaderas joyas de la manipulación para enervar a las masas. La Humanitat del 21 de agosto del 36, explica esta increíble historia: “Al medio día del 19 de julio los frailes del convento del Sagrado Corazón de la Avenida Padre Claret –Barcelona- dispararon contra los milicianos. A consecuencia de ello cayeron muertos algunos ciudadanos, entre ellos una anciana”. Y sigue la crónica afirmando que el comando de frailes, por la tarde, disparó contra un coche en el que iba una chica vestida de enfermera. No respetaron (sigue el alocado relato) siquiera su uniforme y “la chica y cuatro milicianos resultaron muertos”.

Restos de la Iglesia de Santa María de Sants (Barcelona)

No sabemos si estas alucinaciones periodísticas son para reír o llorar, el caso es que creaban odio contra el clero y la justificación de que había que combatirlos hasta exterminarlos. Otra crónica, que no sabemos donde encuadrarla por lo estrafalaria, es la de L´Autonomista del 21 de agosto de 1936. Literalmente dice: “Como si no hubieran pasado los años, vuelven los horrores cometidos por los carlistas En la primera Guerra civil, sus matanzas e incendios […] No han faltado tampoco […] capellanes con cinturón, pistola o rifle, que predican a tiros el amor a Cristo”. Simplemente increíble. Mientras que la tierra catalana se estaba empapando de sangre de católicos y sacerdotes, este periódico presentaba la situación como si Cataluña estuviera en manos de curas trabucaires.

Por último, resaltar la rumorología que corrió sobre el párroco de la Iglesia de Santa María en el barrio de Sants de Barcelona. Se decía que estuvo tiroteando a los milicianos desde el campanario. El sacerdote en cuestión era Mn. José Puig i Moliner. Tenía por entonces 72 años y no estaba para pegar muchos tiros. Eso sí, era conocido por su oposición a la República y odiado por los anarquistas. La Iglesia fue quemada y sólo se salvó el campanario. El sacerdote fue asesinado la noche del 15 de septiembre de 1936, fusilado en las tapias del cementero de Montcada.

Javier Barraycoa

“Antonio Sardinha, ideólogo del integralismo lusitano”

Nacido en Monforte do Alemtejo, el 9 de septiembre de 1888, estudió en Evora, pasando a la prestigiosa Universidad de Coimbra, para realizar sus estudios de Derecho. Por razones de trabajo se instaló primeramente en Elvas, donde se casó con Ana Júlia Nunes da Silva, y después pasó a Lisboa, donde inició su militancia política monárquica y tradicionalista. Antonio Sardinha junto a otros intelectuales portugueses decidieron formar el Integralismo Lusitano, un movimiento de autoafirmación nacional, similar a la Action Française, pero tomando como base ideológica la doctrina del legitimismo luso. En 1914, Sardinha con Alberto Monsaraz e Hipólito Raposo fundaron “A Naçâo Portuguesa”, una revista que se convirtió en el órgano del movimiento. Sus artículos y discursos en la Liga Naval, sirvieron para centrar la doctrina integralista en la defensa del catolicismo, del régimen monárquico y la adopción del corporativismo organicista.

Antonio Sardinha, fue miembro de la Junta Central del Integralismo y pasó a ser su presidente en 1918. Por aquel entonces, Portugal había visto subir al poder a Sidónio Pais, un militar imbuido de firme espíritu patriótico, que adoptó algunas ideas integralistas para su gobierno de renovación nacional. Los integralistas contaron con tres diputados y Sardinha estuvo entre ellos. Sin embargo, el presidente fue asesinado por sicarios dirigidos por las logias y el liberalismo anticlerical volvió al poder. Los monárquicos decidieron sublevarse en 1919 contra el nuevo gobierno, los integralistas dudaron de momento, pero cuando esta se realizó, Sardinha, que había sido comisionado para evitar la rebelión armada se unió al militar Henrique Mitchell de Paiva-Couceiro, quien será el presidente de la junta del gobierno de la denominada Monarquía del Norte. Antonio Sardinha  será nombrado gobernador civil de Portalegre, pero fracasado el movimiento armado, vivió exiliado en España hasta 1921, hasta que fue amnistiado. Ya en Portugal, su vida transcurrió dedicado a escribir libros sobra la historia de su país.

Su primer libro había sido editado en 1915, O Valor da RaçaIntroduçao a Uma Campanha Nacional. Aunque al principio defendió la personalidad propia de Portugal, frente a una posible anexión española, posteriormente, después de conocer España en su exilio, defendió el establecimiento de una estrecha alianza entre los dos países ibéricos. Aquel deseo se materializará con el hermanamiento efectuado por sus discípulos, de la revista “Integralismo Lusitano” y la española “Acción Española” en el período de la II República Española. Antonio Sardinha mantuvo amistad epistolar con el español Ramiro de Maeztu. Otros libros fueron publicados en 1924, Ao Principio Era o Verbo, y en 1925, Ao Ritmo da Ampulheta. En ese mismo año publicó La Alianza Peninsular, donde expuso sus ideas de aunar en una alianza espiritual a los dos países ibéricos. Su obra principal será histórica, pero será editada de forma póstuma en Historia de Portugal. También serán publicados después Era uma Vez um Menino, en 1926; O Roubo da Europa, en 1931 y Pequena Casa Lusitana, en 1937.

Su muerte el 10 de junio de 1925, en plena juventud, tenía 36 años, dejó un hueco imborrable en el movimiento integralista. Sus discípulos fundaron el Instituto “Antonio Sardinha” para perpetuar su pensamiento, ya que se le consideró el más sobresaliente de los intelectuales  integralistas. Posteriormente, los integralistas apoyaron el movimiento militar de 1926, que dio paso al Estado Novo. Las ideas de Sardinha influyeron de forma importante en el establecimiento del régimen de Antonio Oliveira Salazar, aunque la muerte de Manuel II en el exilio y la no restitución de la monarquía en la figura de Don Duarte Nuno, heredero del miguelismo, creará fuertes discrepancias entre los integralistas monárquicos y el Estado corporativo salazarista.

José Luis Orella – ARBIL

Publicado en El Criterio

ARBIL – “La terrible verdad de los Brigadistas Internacionales”

En España todavía se defiende una imagen idealizada de las Brigadas Internacionales. Se inició cuando en 1996, el presidente del Gobierno, José María Aznar, ofreció la nacionalidad española a los brigadistas. Del mismo modo el actual Gobierno de Pedro Sánchez aprobó en Consejo de Ministros la concesión de la nacionalidad española a los brigadistas internacionales supervivientes. Sin embargo, estos homenajes hacen palidecer a los historiadores de los países que sufrieron la represión comunista durante décadas. Los miembros de las Brigadas Internacionales que ocuparon cargos de responsabilidad política, militar y policial fueron varios centenares, pero el recuerdo que trasmiten a sus compatriotas es de verdadero terror.

André Marty (1886-1956)

Las Brigadas Internacionales fueron una organización militar que fue gestionada desde la Internacional comunista, directamente desde Moscú, aunque fueron los partidos comunistas, esencialmente el francés, el que procedió a la recluta de sus 40.000 miembros, en su mayor parte vinculados con el comunismo, aunque también participaron combatientes procedentes de otras formaciones revolucionarias. Su lucha era contra el fascismo, aunque los nacionales no lo fuesen, pero tampoco ellos querían implantar la democracia, sino un régimen comunista. El armamento y sus cuadros dirigentes fueron estalinistas. El diputado francés Andre Marty, organizador de las brigadas, sería apodado el carnicero de Albacete por sus numerosos asesinatos. En su informe al Comité Central del Partido Comunista Francés, afirmaba su responsabilidad en el asesinato de quinientas personas.

Después de la Segunda Guerra Mundial, aquellos combatientes fueron el elemento humano del cual se nutrieron los nuevos cuerpos de seguridad fundados por los soviéticos, tomando como modelo al NKVD (policía política soviética). El final del conflicto mundial trajo la partición de Europa, y su parte oriental fue organizada como repúblicas comunistas bajo la dirección de sus nuevos amos. El alumno más aventajado en la represión será la RDA, (República Democrática Alemana) donde los “españoles”, aquellos comunistas estalinianos coparon los puestos de represión. Wilhelm Zaisser, quien ya trabajaba para los servicios de inteligencia de la Unión Soviética antes de la Guerra Civil, sirvió en las BBII como “General Gómez”, estando al mando de la XIII Brigada Internacional. En 1950 formó parte del Politburó y el Comité Central del Partido, siendo elegido el primer ministro para la Seguridad del Estado (la Ministerium für Staatssicherheit), conocida como Stasi. Su adjunto fue el general Erich Mielke, quien había asesinado en 1931 a dos policías durante la época de la república de Weimar, participando en España como agente del NKVD. En 1957 tomará el mando de la Stasi hasta 1989, siendo el verdadero responsable de la creación del sistema más opresivo del bloque soviético. La Stasi llegará a tener a 85.000 agentes bajo su mando y el doble como colaboradores ocasionales, que espiaban a sus familiares y vecinos.

Los nuevos cuerpos de seguridad fundados por los soviéticos, tomando como modelo al NKVD (policía política soviética)

Otro brigadista germano fue Friedrich Dickel, quien será el ministro del Interior desde de 1963 hasta la caída del muro de Berlín, siendo corresponsable del asesinato de 192 personas que intentaron cruzarlo al oeste, y de la represión en el país. Otro importante mando será el general Karl-Heinz Hoffmann, quien sirvió como comisario político en la XI Brigada Internacional. En 1949 fue inspector general de la “Volkspolizei” (VP) y el fundador de las fuerzas armadas de la Alemania comunista, en 1960 se convertirá en ministro de Defensa de la RDA. Los tres ministerios responsables de la seguridad (Interior, Seguridad del Estado y Defensa) estuvieron a cargo de antiguos brigadistas, que celebraron el 18 de julio como día festivo dedicado a las Brigadas Internacionales.

En el país vecino, Polonia, también los veteranos de la XIII Brigada Dąbrowski se harán tristemente famosos. El más famoso fue Karol Świerczewski, conocido como general Walter en España, aunque siempre luchó como oficial soviético durante la Guerra Civil Rusa, la Guerra Polaco-Soviética, la Guerra Civil Española y la Segunda Guerra Mundial. En febrero de 1946 Świerczewski alcanzó el cargo de Ministro de Defensa de Polonia por orden de Josef Stalin. Durante su mandato como ministro fue responsable de la persecución contra la oposición anticomunista polaca y la nacionalista ucraniana. Perecerá en una emboscada de estos últimos en 1947.

Brigada Dombrowski

Otro brigadista será el general Grzegorz Korczyński, quien fue viceministro de seguridad pública (1946-1948), para aquel momento había sido responsable de un progromo en el pueblo de Ludmiłówka, durante la Segunda Guerra Mundial, donde eliminó a un centenar de judíos fugitivos de los nazis, después fue el responsable de la represión contra la oposición anticomunista en la zona de Lublin, participando dos años después en la “operación Vístula” que dispersó a la minoría ucraniana y eliminó a sus grupos armados. Fue también jefe de la Segunda Dirección del Estado Mayor del Ejército Polaco (1956-1965), encargado de la Inteligencia Militar y de la Seguridad nacional, mandando en diciembre de 1970 las unidades del ejército polaco que dispararon contra los obreros que se manifestaban contra el régimen, provocando la muerte de unos cuarenta de ellos, lo que provocaría su traslado a la embajada de Argelia. Uno de sus subordinados será Wacław Komar, en realidad Mendel Kossoj, veterano brigadista y jefe del Servicio de Inteligencia Militar y comandante del Cuerpo de Seguridad Interna de Polonia (KBW) hasta 1967, cuando los judíos fueron relegados de sus cargos de responsabilidad por una campaña oficial contra el sionismo.

Hungría será otro país satélite donde los antiguos brigadistas pondrán el rostro más terrible de la represión. El más importante será Erno Gerö, la segunda figura del comunismo estaliniano magiar, después del temido lacayo de Stalin, Mátyás Rákosi. Erno Gerö, en realidad su nombre era Ernst Singer, fue conocido en España como Pedro Rodríguez Sanz, y fue asesor del Partido Socialista Unificado de Cataluña y responsable de la NKVD en Cataluña, donde se dedicó a la eliminación de Andreu Nin y los militantes del POUM, por su desviacionismo trotskista. Durante la Revolución Húngara de 1956 Gerö será el hombre de Moscú contra sus compatriotas. Su servilismo será tan claro, que tendrá que refugiarse en la URSS, siendo reemplazado por János Kádár como nuevo líder colaboracionista de los soviéticos en el país magiar.

Otro veterano será László Rajk, encargándose de la represión y asesinato de los opositores anticomunistas y religiosos, estimándose en unos 1.500 los asesinados bajo su responsabilidad

Otro brigadista húngaro será András Tömpe, quien fue el fundador del departamento de la policía política Húngara de la nueva República Popular. Sin embargo, entrará en conflicto con uno de los poderosos comunistas estalinianos Gábor Péter, quien le sustituirá como director de la recién fundada Államvédelmi Hatóság (ÁVH), la NKVD húngara. Tömpe ocupará cargos diplomáticos en Suramérica donde hizo una gran fortuna. Otro veterano será László Rajk, antiguo comisario político del Batallón Rakosi de la XIII Brigada Internacional, fue organizador a las órdenes de Péter de la Államvédelmi Hatóság (ÁVH), convirtiéndose en 1946 en ministro del Interior, encargándose de la represión y asesinato de los opositores anticomunistas y religiosos, estimándose en unos 1.500 los asesinados bajo su responsabilidad. Sin embargo, László Rajk será acusado de titismo por Mátyás Rákosi, quien temía que lo sustituyese en el poder. El temido ministro fue detenido y juzgado, siendo ejecutado el 15 de octubre de 1949. Entre los casos de represión más sonoros había procedido al arresto y tortura del cardenal József Mindszenty, primado de la Iglesia católica.

Propaganda de 1937

Entre los veteranos brigadistas con mayor trayectoria política en el país danubiano estará Ferenc Münnich, otro comisario político del Batallón Rakosi de la XIII Brigada Internacional y después comandante de la XI Brigada Internacional en 1938. Fue jefe de la policía de Budapest, de 1945 a 1949, llegando a ministro con el comunista disidente Imre Nagy, pero huyó al lado soviético, con el estallido de la revolución de 1956. Después de la invasión soviética, formó parte del equipo colaboracionista de János Kádár como ministro de la Seguridad Pública y de las Fuerzas Armadas, siendo el responsable de la represión de los rebeldes de 1956. Bajo su mandato organizó las Munkásőrség, la fuerza paramilitar del Partido Comunista. Su labor será premiada con el cargo de primer ministro de Hungría de 1958 hasta 1961.

En otros países los veteranos brigadistas también ocuparán cargos de relevancia como el albanés Mehmet Shehu que fue presidente del Consejo de Ministros de la República Popular de 1954 a 1981. Antes de su máxima responsabilidad ejecutiva, fue ministro del Interior (1948-1954), y fundador de la Sigurimi (policía política). Se suicidó en 1981. Al otro lado de los Balcanes, destacará Karlo Lukanov como viceprimer ministro de Bulgaria, quien fue oficial de la XI Brigada internacional, estableciéndose en la URSS, de donde regresaría a su país como colaboracionista de los soviéticos, donde será ministro de Asuntos Exteriores de 1956 a 1962, después de ocupar la vicepresidencia del gobierno.

Con esta descripción del fuerte protagonismo que tuvieron los brigadistas en los aparatos represivos de los países socialistas, podemos entender por qué en esas naciones, recobrada la democracia, las calles que estaban denominadas con letreros acerca de las Brigadas Internacionales o sobre sus más destacados militantes, hayan sido eliminadas, al ser juzgadas como un ejército político que propiciaba el establecimiento de un Estado totalitario incompatible con la democracia.

José Luis Orella (ARBIL)

El libro sobre pucherazo contra Trump ha sido censurado por Amazón (en sólo 8 días)

Amazon ha tardado 8 días en censurar el libro de Guillermo Rocafort sobre el PUCHERAZO CONTRA TRUMP. Lo ha marcado en su base de datos como BLOQUEADO”, mientras que permite que otros libros autoeditados por el autor sigan en línea para su adquisición.

Es evidente que estamos ante un ataque a la libertad de creación y de expresión. Frente a este ataque, Guillermo Rocafort ha decidido poner su libro para que sea de acceso público y sin coste en el siguiente enlace web https://gofile.io/d/lTBrsg

El libro estuvo disponible en Amazon desde el 7 de enero a un precio simbólico, hasta que la censura se ha impuesto y dicho libro ha sido retirado de su venta en línea.

Vienen tiempos oscuros. Tiempos de catacumbas. La Libertad está en jaque. Hubo Pucherazo.

Fuente: El Correo de España

Guillermo Rocafort nos habla de su libro “La Depredación de España”

La Depredación de España, que da titulo al nuevo libro de Guillermo Rocafort en SND, es un largo proceso de más de cuatro décadas en el que los españoles hemos perdido nuestra soberanía económica e infinidad de derechos sociales. Este libro es un descarnado relato sin censuras de cómo se ha tramado y desarrollado dicha Depredación por parte de sus principales actores: la clase política española, los Fondos Buitre y los Paraísos Fiscales. Un esfuerzo investigador del Doctor en Economía, Guillermo Rocafort, que le ha llevado varios años desarrollar y compilar y que es recogido en este Libro, que está llamado a ser una referencia en la futura Reconstrucción económica de nuestra Nación.

¿Por qué decidió escribir un libro sobre la Depredación de España?

Porque nadie habla de ello y porque nuestro Pueblo está adicto a una telebasura que actúa de encubridora del expolio que estamos sufriendo. Hay que cortar las amarras con ese estilo de los medios de comunicación consistente en anestesiarnos con cosas frívolas y degradantes. Debemos volver a plantear los verdaderos debates y así conseguir que la gente recupere el criterio de la seriedad y su capacidad de valoración sobre cuestiones económicas esenciales.

¿Qué es realmente la depredación de España?

La tarea llevada a cabo por el contubernio del 78 para destruir la soberanía económica de España, contubernio en donde participan a partes iguales la clase política, los paraísos fiscales y los fondos buitre, para así someter nuestra Nación y ponerla al servicio del Mundialismo.

¿Qué aporta su libro con relación a otros trabajos sobre fondos buitres?

Es un estudio integral y polimórfico, que correlaciona las investigaciones académicas, encontrando patrones de destrucción de nuestra Economía y que se repiten en los distintos ciclos económicos. Mi libro es un Acta de acusación económica.

¿Hasta que punto es grave la pérdida de nuestra soberanía económica e infinidad de derechos sociales?

Es grave porque nos arrebata finalmente la libertad y el futuro, nos vuelve sumisos y vasallos del Mundialismo. Nos convierte en una manada de borregos, en un ganado incapaz de tomar sus propias decisiones. “Primun vivire, deinde filosofare”, decían los clásicos. Si no hay un proyecto económico viable de futuro, la Patria está condenada a desaparecer. Pensemos en Argentina, pensemos en España. Sufrimos los mismos problemas.

¿La clase política española, los Fondos Buitre y los Paraísos Fiscales son los tres enemigos del alma española?

Absolutamente; son los brazos del becerro de oro y de la serpiente del paraíso. Nos venden ilusiones falsas, nos ofrecen realidades irrealizables…mienten, mienten y no paran de mentir, a la par que nos saquean.

¿Por qué este libro está llamado a ser una referencia en la futura Reconstrucción económica de nuestra Nación?

Primero, porque es el único hasta ahora que se presenta como tal y segundo porque es el resultado de muchos años de esfuerzo e investigación en mi condición de Doctor en Economía. Casi 300 páginas que informan del caos económico actual y del futuro devastador que nos desafía si no somos capaces de hacerle frente.

Cuando la Universidad financiera de Moscú, que es la más importante de ese país, me invita a impatir una clase magistral de cómo fue aniquilada la Economía del Imperio Hispánico (http://www.fa.ru/en/News/2018-11-30-prezhe.aspx ) es porque mis estudios interesan a aquellos que ambicionan un mundo mejor y que no quieren seguir el camino de desgracias que nosotros hemos recorrido, pues temen que les pueda pasar lo mismo.

Cuando la Universidad pública española me veta, ello me demuestra que estoy en el buen camino porque los Departamentos de Economía de dichas Universidades no sirven absolutamente para nada y que no responden al fin del servicio a nuestra Nación.

¿Cuáles son las principales medidas y soluciones económicas para revertir este proceso y reconstruir económicamente nuestra Sociedad?

Recuperar los instrumentos de la política económica soberana, como son la moneda propia y los aranceles propios, eliminación del régimen de las autonomías, amortización de la clase política, prohibición de los Fondos Buitre en nuestra Patria y aislamiento de los paraísos fiscales como forma de conseguir que se repatrien todos nuestros capitales allí escondidos.

¿Es utópico pensar en el milenio hispánico?

No lo fue en el pasado, porque fue una realidad, y no lo es pensando en el futuro, porque la esencia de la Hispanidad pervive, no han conseguido aniquilarla. Un idioma que nos vertebra como Civilización junto con unos valores que nos hicieron Grandes y que han de ser actualizados de cara al III Milenio.

¡Arriba los Valores Hispánicos! ¡Arriba nuestra Economía!!

Por Javier Navascués

VERGÜENZA: esconden la imagen de Santiago Matamoros de la Catedral de Santiago

Hace tiempo que la figura del apóstol Santiago cercenando las cabezas de los infieles musulmanes había dejado de ser políticamente correcta, y sin embargo, seguía ocupando un lugar preferente en la Catedral. Hasta que, con motivo de las obras de rehabilitación, la curia catedralicia decidió retirar la polémica estatua, obra de José Gambino, y llevarla a la capilla del Alba, un oratorio próximo al Pórtico de la Gloria que permanece cerrado por obras. O sea, que se optó por ocultar la versión justiciera de Santiago el Mayor, poco acorde con el mensaje pacificador y universal del año santo.

No es la primera vez que la imagen de madera policromada resulta incómoda. Ya en el año 2004, coincidiendo con el 11-M, fue retirada «para no herir a otras etnias». Dos años después volvió al camarín en el que se exhibía desde los años 50, pero cubierta de flores que tapaban las cabezas de los infieles degollados por el santo. Ahora se retira de nuevo, puede que definitivamente.

Pues que pongan a Mahoma ¡Ah no que no se puede representar en imágenes!¡Vengüenza!

EL PROCESO

Santiago estaba tan tranquilo haciendo lo suyo

Espantoso ridículo de Corrección política

Desaparecido misteriosamente

Pensionistas en pie de guerra

Cuando publiqué el libro “Estudios Laborales” (ed. Dykinson, Madrid, 2003), augurando el hundimiento del sistema español de previsión social, algunos analistas me tacharon de pájaro de mal agüero, de ignorante, mentecato, y no sé cuántas cosas más. Como tengo las espaldas anchas, y estoy acostumbrado a recibir patadas, no hice caso, ni siquiera me molesté en contestar. No hay peor desprecio que no hacer aprecio…

Hoy, diez y siete años después, se confirma mi pronóstico: el sistema español de seguridad social es inviable, a medio y largo plazo. El número de beneficiarios no para de aumentar; ahora mismo tenemos diez millones de jubilados e inválidos, mientras que el número de cotizantes tampoco deja de bajar: escasamente diecinueve millones de personas, muchos de ellos a tiempo parcial, con cotizaciones irrisorias.

Pero es que hay otros dos datos que conviene tener en cuenta: de los diecinueve millones de cotizantes alrededor de tres millones y medio son empleados públicos, y hay otros tres millones y medio de beneficiarios de la prestación contributiva o el subsidio por desempleo, que también cobran de la seguridad social. En resumen, 19 millones de cotizantes tienen que mantener a 16 millones de beneficiarios (jubilados, inválidos, empleados públicos y desempleados).

¡Y medio millón de políticos profesionalizados, que no profesionales, cobrando los salarios más altos de los organismos públicos, que no en vano son ellos mismos quiénes se ponen los sueldos que les da la gana! Y claro, para que no se resienta su “dignidad”, pues siempre cobran más que todo el mundo…

Al darnos de alta en la seguridad social, podrían poner una casilla con tres apartados, para que elijamos a quien preferimos mantener: un funcionario, un parado o un jubilado…

Pero lo que está claro –lo ve hasta un ciego- es que con esta ratio cotizantes/beneficiarios, el sistema es totalmente inviable, y camina hacía su quiebra total.

Por no hablar de que el trilero de La Moncloa, que tampoco debe de andar muy bien de la vista, insiste en seguir pagando las pagas extras a los funcionarios y jubilados, aunque para ello tenga que seguir esquilmándonos a los contribuyentes –cada día más escasos-, y gastarse el dinero que tenemos, y el que no tenemos, como si no hubiera un mañana…

En resumen, vamos hacía el desastre, y el problema no se soluciona mirando para otro lado, y haciendo como que no pasa nada.

Si desean ampliar su información y formación al respecto, pueden comprar mi libro anteriormente citado. La editorial y yo mismo se lo agradeceremos, pues fue escrito y editado precisamente para aportar algo de luz al debate sobre este asunto.

Ramiro GRAU MORANCHO

Abogado y escritor

EL CRITERIO

EL CRITERIO – “El reaccionario auténtico”

Texto del inimitable colombiano Nicolás Gómez Dávila

La existencia del reaccionario auténtico suele escandalizar al progresista. Su presencia vagamente lo incomoda. Ante la actitud reaccionaria el progresista siente un ligero menosprecio, acompañado de sorpresa y desasosiego.

Para aplacar sus recelos, el progresista acostumbra interpretar esa actitud intempestiva y chocante como disfraz de intereses o como síntoma de estulticia; pero solos el periodista, el político y el tonto, no se azoran, secretamente, ante la tenacidad con que las más altas inteligencias de Occidente, desde hace ciento cincuenta años, acumulan objeciones contra el mundo moderno. Un desdén complaciente no parece, en efecto, la contestación adecuada a una actitud donde puede hermanarse un Goethe a un Dostoievski.

Pero si todas las tesis del reaccionario sorprenden al progresista, la mera postura reaccionaria lo desconcierta. Que el reaccionario proteste contra la sociedad progresista, la juzgue, y la condene, pero que se resigne, sin embargo, a su actual monopolio de la historia, le parece una posición extravagante.

El progresista radical, por una parte,  no comprende cómo el reaccionario condena un hecho que admite, y el progresista liberal, por otra, no entiende cómo admite un hecho que condena. El primero le exige que renuncie a condenar si reconoce que el hecho es necesario, y el segundo que no se limite a abstenerse si confiesa que el hecho es reprobable. Aquél lo conmina a rendirse, éste a actuar. Ambos censuran su pasiva lealtad a la derrota.

El progresista radical y el progresista liberal, en efecto, reprenden al reaccionario de distinta manera, porque el uno sostiene que la necesidad es razón, mientras que el otro afirma que la razón es libertad. Una distinta visión de la historia condiciona sus críticas.

Para el progresista radical, necesidad y razón son sinónimos: la razón es la sustancia de la necesidad, y la necesidad es un proceso en que la razón se realiza. Ambas son un solo torrente de existencias.

La historia del progresista radical no es la suma de lo meramente acontecido, sino una epifanía de la razón. Aun cuando enseñe que el conflicto es mecanismo vector de la historia, toda superación resulta de un acto necesario, y la serie discontinua de los actos es la senda que trazan, al avanzar sobre la carne vencida, los pasos de la razón indeclinable.

El progresista radical sólo adhiere a la idea que la historia cauciona, porque el perfil de la necesidad revela los rasgos de la razón naciente. Desde el curso mismo de la historia emerge la norma ideal que lo nimba.

Convencido de la racionalidad de la historia, el progresista radical se asigna el deber de colaborar a su éxito. La raíz de la obligación ética yace, para él, en nuestra posibilidad de impulsar la historia hacia sus propios fines. El progresista radical se inclina sobre el hecho inminente para favorecer su advenimiento, porque al actuar en el sentido de la historia la razón individual coincide con la razón del mundo.

Para el progresista radical, pues, condenar la historia no es, tan sólo, una empresa vana, sino también una empresa estulta. Empresa vana porque la historia es necesidad; empresa estulta porque la historia es razón.

El progresista liberal, en cambio, se instala en una pura contingencia. La libertad, para él, es sustancia de la razón, y la historia es el proceso en que el hombre realiza su libertad.

La historia del progresista liberal no es un proceso necesario, sino el ascenso de la libertad humana hacia la plena posesión de sí misma. El hombre forja su historia imponiendo a la naturaleza los fallos de su libre voluntad.

Nicolás Gómez Dávila

Si el odio y la codicia arrastran al hombre entre laberintos sangrientos, la lucha se realiza entre libertades pervertidas y libertades rectas. La necesidad es, meramente, el peso opaco de nuestra propia inercia, y el progresista liberal estima que la buena voluntad puede rescatar al hombre, en cualquier instante, de las servidumbres que lo oprimen. El progresista liberal exige que la historia se comporte de manera acorde con lo que su razón postula, puesto que la libertad la crea; y como su libertad también engendra las causas que defiende, ningún hecho puede primar contra el derecho que la libertad establece.

El acto revolucionario condensa la obligación ética del progresista liberal, porque romper lo que la estorba es el acto esencial de la libertad que se realiza. La historia es una materia inerte que labra una voluntad soberana.

Para el progresista liberal, pues, resignarse a la historia es una actitud inmoral y estulta. Estulta porque la historia es libertad; inmoral porque la libertad es nuestra esencia.

El reaccionario, sin embargo, es el estulto que asume la vanidad de condenar la historia, y la inmoralidad de resignarse a ella.

Progresismo radical y progresismo liberal elaboran visiones parciales. La historia no es necesidad, ni libertad, sino su integración flexible.

La historia, en efecto, no es un monstruo divino. La polvareda humana no parece levantarse como bajo el hálito de una bestia sagrada; las épocas no parecen ordenarse como estadios en la embriogénesis de un animal metafísico; los hechos no se imbrican los unos a los otros como escamas de un pez celeste.

Pero si la historia no es un sistema que germina bajo leyes implacables, tampoco es el dócil alimento de la locura humana. La antojadiza y gratuita voluntad del hombre no es su rector supremo. Los hechos no se amoldan, como una pasta viscosa y plástica, entre dedos afanosos.

En efecto, la historia no resulta de una necesidad impersonal, ni del capricho humano, sino de una dialéctica de la voluntad donde la opción libre se desenvuelve en consecuencias necesarias.

La historia no se desarrolla como un proceso dialéctico único y autónomo, que prolonga en dialéctica vital la dialéctica de la naturaleza inanimada, sino en un pluralismo de procesos dialécticos, numerosos como los actos libres y atados a la diversidad de sus suelos carnales.

Si la libertad es el acto creador de la historia, si cada acto libre engendra una historia nueva, el libre acto creador se proyecta sobre el mundo en un proceso irrevocable. La libertad secreta la historia como una araña metafísica la geometría de su tela.

La libertad, en efecto, se aliena en el mismo gesto en que se asume, porque el acto libre posee una estructura coherente, una organización interna, una proliferación normal de secuelas. El acto se despliega, se dilata, se expande en consecuencias necesarias, de manera acorde con su carácter íntimo y con su naturaleza inteligible. Cada acto somete un trozo de mundo a una configuración específica.

La historia, por lo tanto, es una trabazón de libertades endurecidas en procesos dialécticos. Mientras más hondo sea el estrato donde brota el acto libre, más variadas son las zonas de actividad que el proceso determina, y mayor su duración. El acto superficial y periférico se agota en episodios biográficos, mientras que el acto central y profundo puede crear una época para una sociedad entera.

La historia se articula, así, en instantes y en épocas: en actos libres y en procesos dialécticos. Los instantes son su alma fugitiva, las épocas su cuerpo tangible. Las épocas se extienden como trechos entre dos instantes: su instante germinal, y el instante donde la clausura del acto incoativo de una nueva vida. Sobre goznes de libertad giran puertas de bronce.

Las épocas no tienen una duración irrevocable: el encuentro con procesos surgidos desde mayor hondura puede interrumpirlas, la inercia de la voluntad puede prolongarlas. La conversión es posible, la pasividad familiar. La historia es una necesidad que la libertad engendra, y la casualidad destroza.

Las épocas colectivas son el resultado de una comunión activa en una decisión idéntica, o de la contaminación pasiva de voluntades inertes; pero mientras dura el proceso dialéctico en que las libertades se han vertido, la libertad del inconforme se retuerce en una ineficaz rebeldía. La libertad social no es opción permanente, sino blandura repentina en la coyuntura de las cosas.

El ejercicio de la libertad supone una inteligencia sensible a la historia, porque ante la libertad alienada de una sociedad entera el hombre sólo puede acechar el ruido de la necesidad que se quiebra. Todo propósito se frustra si no se inserta en las hendiduras cardinales de una vida.

Frente a la historia sólo surge la obligación ética de actuar cuando la conciencia aprueba la finalidad que momentáneamente impera o cuando las circunstancias culminan en una conjuntura propicia a nuestra libertad.

El hombre que el destino coloca en una época sin fin previsible, y cuyo carácter hiere los más hondos nervios de su ser, no puede sacrificar, atropelladamente, su repugnancia a sus bríos, ni su inteligencia a su vanidad. El gesto espectacular y huero merece el aplauso público, y el desdén de aquellos a quienes la meditación reclama. En los parajes sombríos de la historia, el hombre debe resignarse a minar con paciencia las soberbias humanas.

El hombre puede, así, condenar la necesidad sin contradecirse, aunque no pueda actuar sino cuando la necesidad se derrumba.

Si el reaccionario admite la actual esterilidad de sus principios y la inutilidad de sus censuras, no es porque le baste el espectáculo de las confusiones humanas. El reaccionario no se abstiene de actuar porque el riesgo lo espante, sino porque estima que actualmente las fuerzas sociales se vierten raudas hacia una meta que desdeña. Dentro del actual proceso las fuerzas sociales han cavado su cauce en la roca, y nada torcerá su curso mientras no desemboquen en el raso de una llanura incierta. La gesticulación de los náufragos sólo hace fluir sus cuerpos paralelamente a distinta orilla.

Pero si el reaccionario es impotente en nuestro tiempo, su condición lo obliga a testimoniar su asco. La libertad, para el reaccionario, es sumisión a un mandato.

En efecto, aun cuando no sea ni necesidad, ni capricho, la historia, para el reaccionario, no es, sin embargo, dialéctica de la voluntad inmanente, sino aventura temporal entre el hombre y lo que lo trasciende. Sus obras son trazas, sobre la arena revuelta, del cuerpo del hombre y del cuerpo del ángel. La historia del reaccionario es un jirón, rasgado por la libertad del hombre, que oscila al soplo del destino.

El reaccionario no puede callar, porque su libertad no es meramente el asilo donde el hombre escapa al tráfago que lo aturde, y donde se refugia para asumirse a sí mismo. En el acto libre el reaccionario no toma, tan sólo, posesión de su esencia.

La libertad no es una posibilidad abstracta de elegir entre bienes conocidos, sino la concreta condición dentro de la cual nos es otorgada la posesión de nuevos bienes. La libertad no es instancia que falle pleitos entre instintos, sino la montaña desde la que el hombre contempla la ascensión de nuevas estrellas, entre el polvo luminoso del cielo estrellado.

La libertad coloca al hombre entre prohibiciones que no son físicas e imperativos que no son vitales. El instante libre disipa la vana claridad del día, para que se yerga, sobre el horizonte del alma, el inmóvil universo que desliza sus luces transeúntes sobre el temblor de nuestra carne.

Si el progresista se vierte hacia el futuro, y el conservador hacia el pasado, el reaccionario no mide sus anhelos con la historia de ayer o con la historia de mañana. El reaccionario no aclama lo que ha de traer el alba próxima, ni se aferra a las últimas sombras de la noche. Su morada se levanta en ese espacio luminoso donde las esencias lo interpelan con sus presencias inmortales.

El reaccionario escapa a la servidumbre de la historia, porque persigue en la selva humana la huella de pasos divinos. Los hombres y los hechos son, para el reaccionario, una carne servil y mortal que alientan soplos tramontanos.

Ser reaccionario es defender causas que no ruedan sobre el tablero de la historia, causas que no importa perder.

Ser reaccionario es saber que sólo descubrimos lo que creemos inventar; es admitir que nuestra imaginación no crea, sino desnuda blandos cuerpos.

Ser reaccionario no es abrazar determinadas causas, ni abogar por determinados fines, sino someter nuestra voluntad a la necesidad que no constriñe, rendir nuestra libertad a la exigencia que no compele; es encontrar las evidencias que nos guían adormecidas a la orilla de estanques milenarios.

El reaccionario no es el soñador nostálgico de pasados abolidos, sino el cazador de sombras sagradas sobre las colinas eternas.

NICOLÁS GÓMEZ DÁVILA

EL CRITERIO

“La infame reacción del PSOE tras el desastre de ANNUAL (1921) un ejercicio de memoria histórica” Por Guillermo Rocafort

Hasta antes de que ocurriera el Desastre de Annual el año 1921, en pleno Gobierno de la Restauración bajo la Jefatura del Estado del Rey Alfonso XIII de Borbón, el PSOE no era más que un partido político marginal, sin posibilidad ninguna de acceso al poder por la vía de la normalidad pacífica y electoral.

Con una minoría parlamentaria apenas representativa, sus diputados nacionales, entre los que destacaban Besteiro y Prieto, no sabían qué hacer para dar ese salto parlamentario que les diera posibilidades de gobierno en las próximas décadas.

Y así fue que, en el Desastre de Annual, en el que murieron cruelmente más de 10.000 españoles, los socialistas vieron la posibilidad de agitar a las bases populares españolas con un mensaje de responsabilidades y de desestabilización del Régimen legal establecido.

Socavaron la legalidad por la vía de la más burda demagogia y propaganda, atacando la moral del Pueblo en relación a la situación en la colonia española en el Norte de Africa, alentando el espíritu de abandono hacia esa empresa nacional, con el único afán, no de atacar las causas del desastre, que las había y eras ingentes, sino de adquirir así mayor alcance y notoriedad entre la opinión pública española, que hasta entonces les había dado, y con razón, la espalda, ante su enfoque antipatriótico, radical, revolucionario, ateo e internacionalista.

El historiador Carlos Seco Serrano así lo recoge: “La ocasión no fue desaprovechada por la izquierda revolucionaria española para lanzarse a través de la célebre campaña de las responsabilidades a una implacable ofensiva contra el Ejército y el Rey. La tormenta de las responsabilidades (…) sirvió de bandera a los socialistas, dirigidos por Besteiro y por Prieto, para apuntarse un triunfo demagógico ante la opinión dolorida e indignada por lo ocurrido”, en su magna obra “Alfonso XIII la crisis de la Restauración” (Barcelona, 1969, p. 145).

No es la primera vez que ese Partido Político actuaba así; el PSOE actuó de la misma manera en la crisis nacional que dio final a nuestro Imperio, a finales del siglo XIX, en Cuba, Filipinas y Puerto Rico, según el mismo autor Carlos Seco Serrano recoge en su obra “EI PSOE y la guerra de Cuba”, publicada en Estudios de Historia Social (Madrid. 1979. vol. I-II).

La triste y oculta realidad es que el PSOE ha ido dando saltos electorales hacia adelante en la política española chapoteando en la sangre y el dolor de nuestras peores desgracias, y para ello no se ha parado en barras, sino que se ha saltado todos los límites de la decencia y el decoro políticos hacia España y su Historia y Pueblo.

Hasta el punto de que no pararon hasta conseguir derrocar a Alfonso XIII en 1931 y traernos la Guerra Civil en los años 1934, con la rebelión revolucionaria en Asturias, dirigida por el PSOE, y en 1936, con el asesinato del líder de la oposición, Don José Calvo Sotelo, por “pistoleros” de las Fuerzas de Orden Público vinculados al PSOE.

La Historia del PSOE es verdaderamente así, una Historia de locuras, demencias, crímenes y traiciones.

Pero es que si nos vamos ya a la época contemporánea de nuestra Constitución de 1978, vemos en el PSOE esa misma deriva consistente en usar las desgracias nacionales para sus propios fines; ya no es que ahora gobierne gracias al partido político de la banda terrorista ETA, es que hay hechos que claramente van en esa misma línea; como por ejemplo, el vuelco electoral en las elecciones de Marzo de 2004, tras los bombazos que dejaron el 11-M más de 200 muertos y 1000 heridos tres días antes de las elecciones, y la posterior agitación extremista en sus medios de comunicación y en la calle, vulnerando la debida jornada de reflexión, o el uso de la tragedia de los militares españoles del avión de transporte Yakolev – 42, o la agitación del vertido del Petrolero Prestige, siempre, siempre para agitar al pueblo español y conseguir así que las urnas se llenen de sus papeletas y nuestras calles de su odio.

Claro que nada de lo anterior se habría conseguido si la derecha española hubiera actuado de forma honesta, valerosa y decidida, pues detrás de cada avance del PSOE en España está la Derecha liberal y cobarde que muy gustosa le cede el paso.

También hay otro factor a tener muy en cuenta que desde la crisis de la Restauración se está repitiendo, que es la complacencia y complicidad de los medios de comunicación de masas, incluidos los de Derechas, hacia esa propaganda inmoral, demagógica y violenta del PSOE; así fue que tras el Desastre de Annual, los principales medios del régimen de la Restauración daban columnas gratis a la visceralidad socialista, fenómeno que no ha dejado de acrecentarse hasta el momento presente, mientras que en los Medios de Izquierdas no hay sitio, ni habrá nunca, para los intelectuales patriotas, pues territorio que ocupan, lo purgan de todo patriotismo.

Llegados al momento presente, es importante que hagamos un ejercicio de Memoria Histórica frente al PSOE y su Papel en el último Siglo y Medio en España, y comprendamos que ahora, que les toca a ellos gestionar la peor de las Desgracias Nacionales en Siglos, la de la Pandemia del COVID, no sólo han intentado ocultar los casi 100.000 muertos que se han llevado por delante, sino que además han conseguido silenciar y dividir a una oposición política que da penadestruir la economía nacional para ponerla al servicio de la nueva esclavitud que supone el Mundialismo, aprobar la Ley de la Eutanasia y otras medidas que apuntan directamente a la Destrucción de España, que culminarán con la expulsión de Felipe VI en pocos años, como en 1931 hicieron con su Bisabuelo, Alfonso XIII.

Es evidente que es en las debacles nacionales donde el PSOE y los Enemigos de España avanzan y se consolidan.

Esta es la auténtica Memoria Histórica Española que nos ocultan.

Guillermo Rocafort

“Memoria histórica 3.0 o el `Gran salto´ al memoricidio”. por guillermo Rocafort

La Ley de La Memoria Histórica del socialista Don José Luis Rodríguez Zapatero del año 2007 se puede considerar la versión “1.0” de la Memoria Histórica. 

Una versión imperfecta, apresurada, con muchos errores e incongruencias legislativas, una chapuza legal típica de un mandato tan esperpéntico como su principal mandatario político, el “Mister Bean” de la política internacional, objeto de absoluta burla fuera de nuestras lindes.

Posteriormente vino otro gobierno socialista, impulsado por la “expertitud” de la Vicepresidenta Doña Carmen Calvo en esta materia y de la mano de la inoperancia y complicidad del PP, para imponernos en el momento presente una versión más perfecta y depurada de la Memoria Histórica, versión “2.0”, con la llamada “Ley de Memoria Democrática”, entre cuyas principales aportaciones se pueden considerar las siguientes:

  1. Creación de un Banco Nacional de ADN que servirá para identificar a los represaliados (exclusivo para los simpatizantes con el Frente Popular)
  2. Retirada de toda simbología “franquista” de los espacios públicos
  3. Intensificación de las medidas en materia de educación y del lavado de cerebro de masas
  4. Creación de los llamados “Lugares de Memoria” como foco de atracción turística (como si España los necesitara para atraer turistas)
  5. Derecho absoluto de acceso a los fondos de los archivos públicos y privados
  6. Destrucción del Valle de los Caídos como fue concebido y su “travestización” forzosa
  7. Ilegalización de fundaciones o asociaciones que se resistan al dictado histórico

Sin embargo, esa versión de “Memoria Histórica 2.0” no es más que un paso intermedio hacia la Dictadura Histórica o “Memoricidio”, que es hacia donde vamos, con su versión “3.0”, y que se denominará “Ley de la Memoria Final”, cuyos principales ejes vectores serán los siguientes, extraídos en parte de las recomendaciones más salvajes de las Asociaciones Memorialísticas a la actual Ley en tramitación “2.0” (a las que he tenido acceso gracias a La Ley de Transparencia) y del comportamiento de las actuales autoridades memorialísticas: 

  1. Llevar la guerra jurídica de la Memoria Histórica a los cementerios, al objeto de retirar aquellas lápidas y monumentos funerarios que lancen mensajes contrarios a su Memoria, bajo la base de que el duelo sólo les pertenece a ellos
  2. Invención de lo que ellos denominan “Campos de Esclavitud” donde los presos republicanos fueron “esclavos” (ya no prisioneros o reclusos) de la España Nacional
  3. Creación de listas negras de los que ellos llaman “victimarios” del Bando Nacional en la Guerra Civil, sin ninguna garantía para los afectados de esas Listas Negras y sus familias
  4. Negación del Dolor que sufrieron millones de españoles simpatizantes de la España Nacional y alargamiento infinito del Dolor que sufrieron los simpatizantes de la España Roja
  5. Consolidación de una Justicia alocada que sirva fiel y rápidamente a los delirios electoralistas – memorialísticos, tal y como ha pasado con las sentencias judiciales sobre la exhumación de los restos mortales de Don Francisco Franco y con el Pazo de Meirás en La Coruña
  6. Dietas y Subvenciones sin límite a los Directivos de los chiringitos memorialísticos
  7. Afianzamiento de la Mentira y la Calumnia Histórica en películas y documentales subvencionados generosamente (como los recientes de Don Alejandro Amenábar y Don Manuel Menchón)
  8. Colaboracionismo del PP y de parte de la Jerarquía de la Iglesia Católica que se manifiesta en no oponerse a ninguna medida de esta naturaleza en una primera fase y en una segunda fase en directamente desobedecer aquellas sentencias judiciales que se opongan a medidas memorialísticas ilegales (lo que está pasando ya en Madrid, donde el actual Alcalde se niega a ejecutar las sentencias que obligan a reponer los nombres de las calles, manteniendo los recursos que interpuso en su cargo la anterior Alcaldesa, la comunista Doña Manuela Carmena)
  9. La Memoria Histórica como un ámbito de impunidad y descontrol en el campo de la investigación y de los presupuestos, donde haya cabida para cualquier mentira, del tipo que sea
  10. Expropiación, secuestro y destrucción de archivos disidentes: como ha pasado con el del General Yagüe y como querrán hacer con el de la Fundación Franco
  11. Indemnizaciones millonarias para asesinos del Frente Popular que fueron después de la guerra juzgados y condenados por sus crímenes

Y todo lo anterior se hará sin ninguna resistencia efectiva por parte de los dispersos grupitos patrióticos, más alimentados por su ambición en mantener su ridículo terruño de pureza ideológica y electoral que en organizarse y coordinarse para hacer frente a esta nueva marea roja.

Los grupitos falangistas, incapaces de defender a José Antonio Primo de Rivera en los Tribunales de Justicia, y por permitir que su nombre sea vilipendiado sin ni siquiera llevar su caso a la Justicia, donde sería fácilmente defendible, por su carácter de indudable víctima de la Guerra Civil Española e inútiles a la hora de actualizar y vigorizar al momento presente el inmortal mensaje de José Antonio; los carlistas, aferrados al sable de Don Carlos VI, en pleno siglo XIX aún; los patriotas ejecutivos, más prestos a hacer negocios y a estafar entre los rescoldos de las viejas ricachonas del derechismo patrio que a poner sus capacidades al servicio de una Causa elevada; las asesorías jurídicas de la jerarquía católica, centradas en el encubrimiento de los desfalcos de las fundaciones presididas por el Cardenal de Madrid Don Carlos Osoro; los patriotas de las SICAV y de los Fondos Buitre, que acaparan riquezas y plusvalías de noche mientras que de día hacen apostolado rancio-franquista; la mayoría de nuestros compatriotas, mareados por mensajes conspiranoicos que reducen nuestra capacidad de reacción a un bombardeo de tweets, whatsapps y de mensajes apocalísticos que nos hacen vivir en un estado de estupor continuo; los palmeros de VOX, que se han dedicado a vilipendiar a aquellos que nos hemos resistido a rendirnos a su cúpula liberal, y que ni siquiera cuando les han traicionado en privado y escarnecido en público han reconocido su papel de “tontos útiles”; y, por supuesto, los inútiles de siempre, ocupando espacios donde aparentar y fingir que se está luchando denodadamente, cuando en realidad están como meros espectadores de un proceso que avanza hacia nuestra destrucción irreversiblemente por nuestra propia complicidad como colectivo.

Mientras tanto, en la acera de enfrente, ya hemos visto los pocos escrúpulos que han tenido para aliarse políticamente los socialistas, comunistas, independentistas y etarras. Ninguno, como tampoco lo tuvieron bajo las banderas asesinas del Frente Popular. 

Les mueve el odio a España y el afán de depredación de la riqueza nacional. Y además, tampoco esconden sus ansias destructoras hacia los que no piensan como ellos; para muestra un botón, el mensaje cariñoso que me dedicó Carlos Mulet, senador de la extrema izquierda.

image1_2_1

Pero no siempre durará esta inoperancia entre nuestros colectivos patrióticos; cuando las obras y los esfuerzos de los patriotas mejor preparados y activistas, que de forma transversal y generosa demuestren, como se está demostrando en los últimos años, que es posible una resistencia victoriosa primero y una ofensiva demoledora segundo, ese torrente de bravos españoles que se mantienen al margen de cualquier parcelita de los colectivos descritos, o que engañados o confundidos militan en organizaciones inoperativas como las descritas, se adherirán a los que sepan llevarles de nuevo hacia la victoria y el orgullo de ser un patriota español.

Ese día acabará el largo Invierno que sufrimos y volverá a reír la Primavera en nuestra Patria.

Guillermo Rocafort

Águila protectora

MEMORIA HISTÓRICA: El exterminio de los otros sindicalistas libres

Los sindicalistas obreros del ámbito católico se convirtieron en uno de los grupos más perseguidos por el Frente Popular por ser una alternativa que rompía su intento de monopolio de la clase trabajadora

Imagen del cadáver del padre dominico José Gafo Muñiz
Imagen del cadáver del padre dominico José Gafo Muñiz. 

Los sindicalistas obreros del ámbito católico se convirtieron en uno de los grupos más preciados de ser exterminados por el Frente Popular por ser una alternativa que rompía su intento de monopolio de la clase trabajadora. De ese modo, los miembros de la Confederación Española de Sindicatos Obreros (CESO), que había agrupado en 1935 a gran parte del sindicalismo católico y profesional independiente, fueron exterminados con saña. Entre sus principales promotores estuvo el padre dominico José Gafo Muñiz O. P. quien junto al padre Gerard fundaron los sindicatos católicos libres, que fuedaron dominantes en la zona vasconavarra.

Contrario a la lucha de clases y al amarillismo de la patronal, fue un clérigo fiel a la Doctrina social de la Iglesia. En 1936 fue elegido diputado por Navarra en la lista de derecha, en representación del mundo sindical. El padre Gafo ejerció de superior del convento de Santo Domingo el Real (Madrid) por ausencia del prior, siendo detenido por la brigada Amanecer, de García Atadell, el 11 de agosto de 1936 y encarcelado en la prisión Modelo de Madrid. El 4 de noviembre fue asesinado al salir de la cárcel. El 28 de octubre de 2007 fue beatificado por el papa Benedicto XVI.

Otro de los dirigentes obreros más odiados por los comunistas era Dimas Madariaga, originario del carlismo, se había integrado en la CEDA, como presidente de Acción Obrerista, un partido que pretendía dar voz a los obreros de la CESO. El diputado obrero electo, se encontraba con su familia en el pueblo de Piedralaves (Ávila), un comunista del pueblo, Crescencio Sánchez Carrasco, aviso de su paradero a un grupo de milicianos procedentes de Toledo, que habían llegado el 27 de Julio para implantar la revolución, detenido fue fusilado junto a un falangista local. Ambos se encuentran enterrados en la Basílica de la Santa Cruz del valle de los Caídos. El chivato Sánchez Carrasco fue detenido en 1939, siendo condenado a 18 años de prisión por colaboración en el asesinato. En 1943 fue enviado a trabajar al Valle de los Caídos, quedando libre a finales de 1945 con la condonación de la pena. Incorporado al maquis, fue capturado nuevamente en octubre de 1946 en compañía de Timoteo Jurado alias “medianoche” y Eugenio Gómez alias “motorista”, evito condena delatando a su banda, que ya se dedicaba al robo común.javascript:false

En el Levante lo será José María Esteve Victoria, tipógrafo y colaborador en “La Voz Valenciana” y en el “Diario de Valencia”, fue presidente de la Casa de los Obreros y de la Confederación de los Obreros Católicos de Levante, ejerciendo también de concejal y diputado provincial por la Derecha Regional Valenciana, murió asesinado en los primeros días de la Guerra Civil.

Sin embargo, los que sufrieron un mayor ensañamiento serán los obreros catalanes de los Sindicatos Libres, surgidos en 1919, en el Ateneo Obrero Legitimista de Barcelona, rompieron el monopolio que la CNT anarquista ejercía en el mundo del trabajo, opuestos a la colaboración con la patronal, sufrieron por ambas partes, teniendo que defenderse de forma sangrienta. 52 libres fueron asesinados en los años veinte, pero también la CNT vio morir a muchos de los suyos.

Durante la república, Lluis Companys, antiguo abogado de la CNT, y prohombre de la ERC estableció con la patronal el pacto del Hambre, mediante el cual, sólo se contrataría a miembros de la CNT y la UGT condenando a la miseria a miles de Libres. Domingo Batet, hijo del general fusilado después por Franco, como gerente de Cementos Sansón, dio trabajo y protección a muchos de aquellos obreros de los Sindicatos Libres perseguidos. Con el inicio de la guerra, los dirigentes de los libres fueron buscados con primacía.

En Madrid, Juan Laguía Lliteras secretario general del sindicato y segundo director de su periódico, la “Unión Obrera”, según su principal historiador, Colin M. Winston, fue denunciado por el portero de su domicilio, en Avda. Pi y Maragall, núm. 17, 3º a las milicias comunistas el 29 de septiembre de 1936. Tras ser conducido al puesto de vigilancia núm. 1 de la carretera de la Dehesa de la Villa, pasó a un hotel de la calle Maldonado, volvió al puesto de vigilancia citado y de aquí a la checa sita en la calle de O’Donnell esquina a la de Narváez el 13 de febrero de 1937, nota 1 ignorándose desde entonces su muerte y paradero. En la capital se asesinará a otros miembros del libre, como el aragonés Mariano Puyuelo, que fue secretario general de los libres, detenido por milicianos comunistas en su casa de recoletos, se le aplicó la ley de fugas.

En Lérida, José Baró Bonet, sindicalista del Libre, periodista y concejal de Acción Popular en la ciudad, fue detenido y fusilado el 5 de agosto de 1936, su hermano sacerdote, detenido el mismo día lo será el día 20 junto a otros clérigos. En Barcelona, Estanislao Rico Ariza, fundador del Sindicato Libre Mercantil y primer director del semanario “Unión Obrera” (1921-1931), será detenido el 24 de noviembre de 1936 N y llevado a la checa de San Elías. Será asesinado dos días después en el cementerio de Moncada.

Sin embargo, al que le preparaban una destino especial será al presidente carismático de los Libres, Ramón Sales, nacido en 1900 en La Fulleda (Lérida) emigró a Barcelona con sus hermanos al enviudar su madre. Catalanoparlante, se opuso a mantener su sindicación a la CNT, por su catolicismo, fundando los Sindicatos Libres, bajo el lema familia, nación y religión. En julio de 1936 pudo ocultarse, ayudando a establecer la 5ª columna en Barcelona, capturado por miembros de la CNT, después de torturarlo, le ataron brazos y piernas con cadenas a cuatro camiones que le descuartizaron en las Ramblas, ante el público.

De las 8.352 víctimas en la retaguardia republicana catalana, de julio de 1936 a febrero de 1939, que reconoce la Generalitat de Cataluña, 112 fueron miembros de los sindicatos Libres y otros 40 de las Agrupaciones de Juventudes antimarxistas, que ejercían como su sector juvenil.

José Luis Orella – ARBIL

¿Indemnizar a particulares por la moneda emitida ilegalmente por la Generalitat en la Guerra Civil? Una sinrazón

La Memoria Histórica “versión 2.0”, denominada como Memoria Democrática, viene ahora a dar una nueva vuelta de tuerca económica a una cuestión histórica que se aproxima ya irreversiblemente a unos hechos que acontecieron hace casi un Siglo.

La última novedad de este ajuste de cuentas con el pasado tiene como origen una Proposición de Ley enviada por el Parlamento de Cataluña, donde fue aprobado de forma unánime por todas las fuerzas políticas de esa Comunidad Autónoma española.

Básicamente consiste en reparar, esto es, indemnizar, a aquellas personas a las que el Gobierno de la España nacional confiscó el papel moneda, emitido en Cataluña bajo el mandato de la Generalitat tras el Alzamiento del 18 de Julio de 1936 y durante la Guerra Civil, según iba ocupando dicho territorio.

Dicha proposición de ley fue bloqueada en el año 2017, bajo el Gobierno del Presidente Don Mariano Rajoy, que argumentó para ello que podría generar un aumento significativo de los créditos presupuestarios, en base a un informe del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad de fecha 18 de mayo de dicho año, que a su vez cita un informe del Banco de España donde expresamente se dice lo siguiente:

“Por lo que se refiere al reconocimiento del derecho de resarcimiento a los particulares afectados por la incautación de papel moneda u otros signos fiduciarios a los que se refiere el artículo 4 bis cuya adición se propone, cabe destacar que de acuerdo con la información facilitada por la Unidad de Archivo Histórico y General del Banco de España, no se encuentra disponible el dato relativo al valor facial original del papel moneda que se depositó en el Banco de España y que podría permitir estimar el impacto económico de su restitución. Si bien el Banco de España conserva documentación contable histórica perteneciente tanto a la sede de Madrid como de Sucursales, sería precisa la asignación de considerables medios materiales y personales para poder llevar a cabo el análisis de esa documentación, sin que se pueda afirmar que esa tarea pudiera permitir una estimación adecuada que sirviese de base para calcular la eventual compensación a abonar por el Estado”.

Sin embargo, a continuación, en dicho informe del Banco de España se hace una aproximación orientativa en base a una reclamación patrimonial contra el Estado previa por una misma razón de fondo, que fue finalmente desestimada, en la que unos ciudadanos, que reclamaban un importe de 1.672.579,40 pesetas del año 1936 incautadas por la España Nacional, se convertiría según un informe de dos peritos en unos 140 millones de euros en la actualidad, dato que le sirve al Ministerio concernido a no prestar la conformidad para su tramitación en virtud de lo establecido en el artículo 134.6 de la Constitución.

Véase lo anterior en las páginas 118 y 119 del documento contenido en este enlace.

MEMORIA HISTÓRICA FINANCIERA EN LA CATALUÑA DE LA GUERRA CIVIL

La realidad historiográfica del asunto relativo a la emisión de moneda en la Cataluña de la Guerra Civil Española es verdaderamente singular.

El principal estudio sobre el particular es la magna obra de don José Angel Sánchez Asiaín, un libro titulado “La Financiación de la Guerra Civil Española: una aproximación histórica” (Editorial Crítica), que le llevó 20 años de su vida, en donde se destaca, entre otros asuntos, la independencia financiera de Cataluña con respecto al resto de la España del Frente Popular a la hora de por ejemplo emitir su propia moneda.

Ciertamente, desde un punto de vista económico, dicha independencia monetaria derivó en el lógico caos económico que perjudicó el desarrollo de la guerra para el Frente Popular, algo que describí en un profundo estudio que desarrollé junto con el doctor Monroy Antón en un artículo titulado “La correcta gestión económica como clave de la victoria Nacional en la Guerra Civil española” (Razón española, ISSN 0212-5978, Nº. 138, 2006, págs. 57-81) que ya es una referencia bibliográfica sobre el particular en el mundo académico.

Efectivamente, transcurrido poco más de un mes del inicio del Alzamiento de una parte de España contra el Gobierno del Frente Popular, tras el asesinato del líder de la oposición, don José Calvo Sotelo, por las Fuerzas de Seguridad de la II República, en colaboración con escoltas del dirigente socialista, don Indalecio Prietola Generalitat de Cataluña, bajo el mando de don Lluís Companys, presidente de ERC (Esquerra Republicana de Cataluña), procedió a emitir papel moneda por su cuenta, con la oposición total del Gobierno del Frente Popular con sede en la ciudad de Valencia.

En concreto el Gobierno de Lluís Companys emitió en el mes de Septiembre de 1936 billetes de diez, cinco y dos pesetas y media, valores nominales demasiado elevados para el tráfico económico minorista.

El caos financiero que sucedió a continuación lo relata a la perfección el siguiente párrafo extraído de la web del Museo de Historia de Cataluña, cuyo documento se puede consultar pinchando en este enlace. 

“El Gobierno de la Generalitat, con la modificación de la Ley municipal catalana de 9 de octubre de 1936, dotó a los ayuntamientos de la potestad de emitir moneda fiduciaria de pequeños valores de curso legal y obligatorio, pero limitada al término municipal. De los 1.075 municipios existentes en Cataluña en 1937, 773 emitieron papel moneda o bien algún signo monetario local, lo que demuestra la importancia y la validez de la medida para resolver la difícil situación, a pesar de la oposición y la prohibición expresa del Gobierno del Estado, con sede en Valencia. Finalmente, y en la medida en que los municipios catalanes eran ocupados por el ejército fascista del general Francisco Franco, el papel moneda local era retirado y anulado en su valor económico”.

Es decir, el mercado monetario catalán se escindió completamente del resto de la España “frentepopulista”, hasta el punto de que eran los municipios catalanes los que emitían individualmente su propia moneda de forma independiente del resto de municipios de la Generalitad, lo que llevó a un fraccionamiento y localismo en su uso completamente alejado de cualquier lógica bancaria y económica, a lo que hay que añadir que se hizo con la prohibición expresa del Gobierno de la II República.

La colección numismática de don Antonio Torró, consultable en el enlace previo, nos permite ver la variedad de billetes emitidos, verdadero mosaico de papel moneda, que nos permite comprender el fracaso de la política monetaria de la España Republicana y su complementario interés numismático.

También hay fotos que nos permiten advertir las colas que en Julio de 1936 había en Barcelona ante el edificio de la Caja de Pensiones para sacar dinero, kilométricas, ante la perspectiva de las requisas y confiscaciones que llevaría a cabo el Gobierno independentista de don Lluís Companys, así como las colas del hambre de ciudadanas comprando pan, algo que por otro lado nunca se vio en la España nacional, dado el sistema de estabilidad monetaria que allí se implantó y un suministro de alimentos que era la envidia de la España del Frente Popular, hasta el punto de que llegaron a ser famosos los bombardeos de la Aviación Nacional sobre Madrid y especialmente sobre Barcelona, lanzando no bombas sino cientos de toneladas de pan para sus escuálidos habitantes.

INFORMES NEGATIVOS DE LAS ADMINISTRACIONES PÚBLICAS A “LA REPARACIÓN” SOLICITADA

Existen cuantiosos y variados informes previos de distintos organismos públicas que han manifestado ya su oposición a “la reparación” solicitada que es objeto de la Proposición de Ley del Parlamento Catalán, entre los que destacamos:

1.- Informes del Consejo de Estado (referencias 80/2015 y 10/2016) por cuestiones de prescripción y falta de cobertura legal para llevarse a cabo.

En dichos informes se hace un relato fidedigno de lo sucedido con el estampado, canje y/o requisa de las monedas emitidas por la España del Frente Popular:

“La legislación sobre emisión de moneda dictada tras el comienzo de la guerra civil española en la zona nacional tiene como punto de partida el Decreto-ley de 12 de noviembre de 1936, por el que se autorizaba al Banco de España a declarar que no se reconocía validez a los billetes que hubieran sido puestos en circulación tras el 18 de julio de 1936, incluidos los certificados de plata, y se establecía la forma en que debían estampillarse los billetes emitidos antes de dicha fecha para conservar su validez.

“Posteriormente, se aprobaron la Orden de 1 de abril de 1938, por la que se establecían las normas generales para el canje de billetes, y los tres Decretos de 27 de agosto de 1938, en cuya virtud se dispuso la forma en que había de practicarse el canje y estampillado de billetes emitidos antes del 18 de julio de 1936 en las poblaciones que se fueran tomando, la creación del Tribunal del Canje Extraordinario de Billetes y la prohibición de tenencia de papel moneda puesto en curso por el Gobierno republicano. Dicha prohibición alcanzaba a los billetes del Banco de España puestos en circulación antes del 18 de julio de 1936, a los certificados de plata, a los llamados talones especiales y al papel moneda del Tesoro, tipificándose la tenencia de cualquiera de ellos como acto de contrabando. En consecuencia, se impuso la entrega obligatoria de tales signos fiduciarios contra expedición del correspondiente resguardo acreditativo del cumplimiento de la obligación, en el que se hacían constar el nombre y domicilio del interesado, la cantidad nominal entregada, el tipo de moneda entregada, la fecha de la entrega y la firma del receptor”.

2.- Informe de la Subdirección General del Tesoro del Ministerio de Economía y Competitividad (Secretaría de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa), de 1 de junio de 2015.

3.- Informe del Banco de España, de 18 de junio de 2015. En relación a dicho informe, destacaría el siguiente párrafo:

“En relación con las solicitudes de devolución de dinero o resarcimiento como consecuencia de la entrega por sus causantes de billetes integrados en el “Fondo de papel moneda puesto en circulación por el enemigo” en cumplimiento de lo dispuesto en el Decreto de 27 de agosto de 1938, (se señala) que desde el año 1998 hasta la actualidad se han registrado 117 peticiones de información relativa al mencionado Fondo y, en su caso, de devolución de los billetes entregados. En todos esos casos, el Banco de España siempre ha puesto de manifiesto que los billetes emitidos con anterioridad al 18 de julio de 1936 debieron canjearse en el modo previsto en el primero de los Decretos de 27 de agosto de 1938, recordando que los no canjeados dejaron de ser billetes de curso legal de conformidad con la Ley de 9 de noviembre de 1939, que prohibió su canje; en cuanto a los billetes, certificados de plata, talones especiales y papel moneda del Tesoro puestos en circulación con posterioridad al 18 de julio de 1936, explica que dejaron de tener valor liberatorio en virtud del artículo 1 de la citada Ley de 9 de noviembre de 1939, en relación con el Decreto-ley de 12 de noviembre de 1936″.

4.- Resolución de la Dirección General del Tesoro y Política Financieradel entonces Ministerio de Economía y Hacienda de 20 de marzo de 1998 que resuelve una reclamación en base a similar argumentación que el precitado informe:

“…tomando como punto de partida la regulación contenida en el Decreto de 27 de agosto de 1938, que estableció la obligación de entregar los billetes puestos en circulación con posterioridad al 18 de julio de 1936, con los que se constituyó el “Fondo de papel moneda puesto en circulación por el enemigo“. La Ley de 9 de noviembre de 1939 estableció que tales billetes carecían de poder liberatorio alguno, razón por la cual no fueron objeto de canje por moneda de curso legal. Señala que la cuenta creada en el Banco de España relativa al “Fondo de papel moneda puesto en circulación por el enemigo” causó baja en el balance de la institución en virtud de la Ley de 13 de marzo de 1942, procediéndose a la destrucción física de los billetes en virtud del Acuerdo del Consejo Ejecutivo del Banco de España de 19 de noviembre de 1971.

“En consecuencia, concluye que no procede estimar las reclamaciones a que se refiere el expediente, “toda vez que los billetes puestos en circulación con posterioridad al 18 de julio de 1936 carecían (…) de validez y, en consecuencia, de poder liberatorio“.

5.- El 15 de diciembre de 2015, la Abogacía del Estado informó en contra de la reparación solicitada a que hacen referencia los informes del Consejo de Estado precitados.

Todos los informes citados o referenciados con anterioridad se pueden consultar pinchando sobre este enlace.

Es decir, nos encontramos con informes previos del Consejo de Estado, del Banco de España, la Subdirección General del Tesoro del Ministerio de Economía y Competitividad, la Dirección General del Tesoro y Política Financiera, y de la Abogacía del Estado que se han manifestado en contra de las pretensiones reparadoras de los tenedores de los recibos.

LA MALA MEMORIA HISTÓRICO-PARLAMENTARIA DEL PSOE A ESTE RESPECTO

En la primera Legislatura socialista del presidente don José Luis Rodríguez Zapatero hubo una Proposición no de Ley a instancias del Grupo Parlamentario catalán (Convergència i Unió), por la que se impulsaba la compensación a los perjudicados por la incautación de moneda republicana en la época franquista (161/001880).

En el Diario de Sesiones del Congreso de los Diputados Número 848 de 12/06/2007 , página 2, de la Comisión de Economía y Hacienda, el diputado socialista don Erasmo Armas Darías manifestó la oposición de su Grupo socialista a dicha Proposición de Ley en base a la siguiente explicación:

También tenemos que referirnos a otras incautaciones que se realizaron, y de las que debemos tener conocimiento, en ambos bandos de esa guerra civil, tanto en el poder legítimo de la República como en los sublevados, porque existen otras asociaciones, entre ellas una precisamente catalana, que está reclamando una incautación que hizo el Gobierno legítimo de la República de las cajas de caudales situadas en el Banco de España y en otras entidades bancarias y que están intentando recaudar lo depositado en esas cajas. Por tanto, habría que contextualizar en todo su conjunto, en toda su extensión esas reclamaciones de los afectados que existen…

“En cuanto a la viabilidad política o técnica, sobre todo jurídica, esos decretos que usted señala tienen razón de ser en el cumplimiento de un decreto-ley que es del 12 de noviembre de 1936 en zona republicana del Banco de España, que señala que los billetes, incluso certificados de plata, puestos en circulación con posterioridad al 18 de julio de 1936 por el Banco de España los declaraba fuera de validez, y es a esos depósitos a los que usted fundamentalmente se refiere, y además están basados en una ley de 9 de noviembre de 1939 que también, basándose en este Real Decreto, declara la nulidad. Por eso, la viabilidad también puede contemplarse como jurídica o técnica si no lo contemplamos en un conjunto y sobre todo en lo que hace referencia a los billetes puestos en circulación con anterioridad. Tengo en mi poder este real decreto, aportado por los servicios de documentación de la Cámara a que he hecho referencia. Por esos argumentos, nos vemos obligados a votar en contra de ambas proposiciones no de ley. No es el contexto, existen también otras reclamaciones que tienen que ser contempladas en la ley que está en trámite en el Congreso (Memoria Histórica) y ahí es donde se debió plantear, y sobre todo, repito, por la inviabilidad en algunos aspectos jurídicos y técnicos para conseguir ese objetivo que se pretende.”

Es decir, el Grupo socialista, además de señalar acertadamente que también hubo españoles que sufrieron requisas bajo el mandato del Frente Popular, señaló que hay una inviabilidad en aspectos jurídicos y técnicos para acceder a la mencionada reparación centrada en la indemnización por la retirada de los billetes emitidos en la España del Frente Popular tras el Alzamiento del 18 de Julio.

Se puede consultar lo anterior en los siguientes enlaces web del Congreso de los Diputados: Enlace 1 y Enlace 2

En cuanto a la figura que ostentó de forma principal el cargo de Ministro de Hacienda durante la Guerra Civil por el bando “frentepopulista”, y por lo tanto máxima autoridad republicana a este respecto, hay que destacar la de don Juan Negrín, cuyo nombramiento se hizo en este contexto tan singular:

“…del frente vuelve una mañana de septiembre de 1936, cuando Juan Vidarte y Ramón Lamoneda le ofrecen en nombre de Largo Caballero y de la Ejecutiva Socialista la cartera de Hacienda. Soñoliento y enfurecido, les arroja un zapato y se niega a aceptarla, alegando no saber nada, de finanzas. Característicamente, sin embargo, retendrá luego aquel ministerio hasta abril de 1938, cuando la forzada dimisión de Indalecio Prieto le lleva a asumir el Departamento de Defensa junto con la jefatura del Gobierno”. Carlos Rojas. Retratos antifranquistas. Planeta, Barcelona, 1977, páginas 230 a 232.

Con respecto a la victoria económica, y no sólo militar, de la España nacional sobre la España republicana destaca la siguiente reflexión:

“…la superioridad de la financiación de la guerra del lado nacional, tal como se desprende de los datos de que disponemos. Ganar la guerra les costó a los nacionales 10.100 millones de pesetas; perderla les costó a los republicanos 22.740 millones. Con la paradoja, además, de que los nacionales encontraron ayuda sin tener oro que respaldase sus pretensiones: no tanto por razones ideológicas como porque, según expone Vilá San Juan, eran dos empresas en competencia, y una, la republicana, no inspiraba confianza, y la otra, sí”. Ramón Salas Larrazábal. Historia del Ejército Popular de la República (Editora Nacional, Madrid, 1974, pág. 2377). JOSÉ LUIS VILA SAN JUAN: Enigmas de la guerra civil española (Edic. Nauta, Barcelona, 1972, págs. 284 y sigs.).

CONCLUSIONES

Lo que busca la Proposición de Ley proveniente del Parlamento catalán no es nada nuevo; es la reiteración de intentos previos fracasados con múltiples informes rigurosos en contra.

Lo llamativo ahora es que fuera aprobado por unanimidad por todas las fuerzas políticas del Parlamento catalán, incluidas las constitucionalistas (Ciudadanos, primera fuerza política catalana en el Parlamento autonómico actual, PSOE y PP), que, con su apoyo, evidencian un profundo desconocimiento de la realidad de dicha reclamación así como de los aspecto jurídicos y técnicos que ameritan su inviabilidad, junto con un seguidismo irresponsable de las pretensiones independentistas de una indemnización selectiva frente a los masivos daños patrimoniales que sufrieron todos los españoles de la época por la Guerra Civil.

No se podría indemnizar por una requisa de billetes emitidos ilegalmente por la Generalitat catalana tras el 18 de Julio de 1936 cuya emisión además se hizo con la prohibición expresa del propio Gobierno del Frente Popular.

Además, de aprobarse dicha indemnización se estaría avalando un soberanismo monetario del propio Gobierno catalanista de don Lluís Companys, contrario a las propias competencias exclusivas del Gobierno del Frente Popular en esta materia, aval que entroncaría con su tan ansiada y tanto pretendida como ilegal República Catalana proclamada en el 2017, circunstancia que parece que las fuerzas constitucionalistas o no han visto o no quieren ver.

Las estimaciones de dicha reparación, de aprobarse, se calculan en torno a 3.000 millones euros, partida para la que no hay ni presupuesto, ni parece que lo habrá, como tampoco la Unión Europea estará dispuesta a dar un crédito a ese respecto, ajeno completamente a los problemas económicos actuales generados por el COVID, por hechos sucedidos hace casi un Siglo.

Estaríamos una vez más ante una nueva concesión formal, pero sin sustancia económica, del Gobierno de don Pedro Sánchez a los independentistas catalanes por su apoyo en el Congreso de los Diputados, que chocaría, como hemos explicado, con la trayectoria parlamentaria de su propio partido en el pasado, además de que tendría en frente los múltiples informes previos de todos los organismos públicos estatales competentes a este respecto.

En cuanto a los posibles reclamantes de indemnización por el dinero requisado habría que analizar el origen y legitimidad del dinero que acreditan sus recibos, única fuente documental de los mismos, porque se procedió a la destrucción física de los billetes requisados en virtud del acuerdo del Consejo Ejecutivo del Banco de España de 19 de noviembre de 1971, y los archivos del Banco de España a este respecto son deficientes y dicho Banco de España ha reconocido que carece de medios para efectuar las debidas verificaciones.

En este sentido, conviene destacar que el respeto por la propiedad privada en la Cataluña del Frente Popular brilló por su ausencia y que por lo tanto es preciso una debida justificación de cómo y en qué condiciones se acapararon esos billetes emitidos tras el 18 de Julio de 1936 en la zona “frentepopulista” en Cataluña.

La Ley no se puede convertir en ningún caso en un amparo de la violencia reinante en la Cataluña de la época, y menos en una vía para su retribución.

Finalmente llama la atención que la única fuente probatoria para estas pretensiones indemnizatorias sean los propios recibos emitidos por el Estado de la España nacional, lo cual amerita una pulcritud documental y rigurosidad jurídica de la que careció la otra España, donde el pillaje y la requisa ilegales fueron la nota dominante en un régimen económico – jurídico caótico que explicaría su lógico colapso y estrepitosa y posterior derrota militar y moral.

Guillermo Rocafort

El Águila protectora

Guillermo Rocafort : Historia y Saqueo a la Hispanidad, desde la caída del Imperio Español

Entrevista del analista político, Gabriel Fossa Robecchi, al economista, abogado, historiador y escritor, Guillermo Rocafort, sobre la caída del Imperio Español, y sus consecuencias políticas, sociales, y económicas hasta nuestros días. Donde nos habla de la importancia de la nueva unión de la hispanidad como única solución para el mundo que se está gestando actualmente con el Nuevo Orden Mundial.MOSTRAR MÁS

ENTREVISTA A Guillermo Rocafort: “España no morirá mientras quede un libro que nos hable de su nobleza y de su valor”

Guillermo Rocafort es Veterano Legionario del Tercio Gran Capitán, Paracaidista de Honor y Doctor en Economía. Es además profesor universitario en Periodismo, Derecho, Economía y Relaciones Internacionales. Sus libros sobre los Almogávares, más de 15, están en las mejores bibliotecas del Mundo.

¿Por qué un libro sobre la historia completa de la España almogávar?

Porque entiendo que es fundamental un Libro que compile toda la trayectoria almogávar de nuestra Nación, desde la Reconquista hasta el momento presente, y porque es hora de remover un pasado que ha quedado oculto por lo políticamente correcto.

España no morirá mientras quede un Libro que nos hable de su Nobleza y de su Valor.

Mi libro llega en muy buen momento. Estoy muy contento y feliz.

¿Cuándo surgió en usted el interés por los Almogávares?

Desde que tengo 5 años, y por mi apellido, Rocafort, tan vinculado a los Almogávares de Bizancio, se despertó en mí una luz que no ha dejado de crecer.

Llevo toda mi vida empapándome de esta cuestión y mi libro es la obra perfecta que resume tanto esfuerzo y dedicación.

Los Almogávares siempre resurgen en España cuando se les necesita.

Mi libro viene a acreditar que España es una creación de Reyes y de Caudillos.

¿En qué momentos principales han aparecido?

Reconquista de España, Conquista de América, Guerra de la Independencia y Guerra Civil, entre otros muchos. Yo identifico esos momentos y doy cientos de pruebas historiográficas.

Allí donde España rebrota con inusual fuerza, siempre hay un pelotón de Almogávares.

Pero propiamente los almogávares fueron unas heroicas tropas en el período de la Reconquista, ¿Por qué amplia el término a otras épocas?

Porque España es una continuación en el tiempo en base a lo que mejor lo define, como diría García Morente, el estilo del Caballero Español, y ese Caballero es el que ha luchado durante miles de años por la defensa de España, ya sea en Flandes, en América o donde fuera necesario.

¿Qué cualidades tenían estos guerreros y en qué medida su ejemplo ha sido digno de emulación por el soldado español?

Es la mezcla de las mejores cualidades guerreras del soldado romano, visigodo y musulmán, todo ello aderezado de elevados ideales, una gran Fe Cristiana y Amor a La Patria.

Ahora mismo se puede decir que el 90% de las Fuerzas Armadas Españolas son de esencia almogávar y así seguirá siendo.

Háblenos de la importancia de resaltar a los almogávares en esta época de memoricidio encubierto.

Por supuesto; mi libro es un martillo contra La Ley de la Memoria Democrática y espero que haga bien su labor. Para eso fue escrito. Mi libro es un estudio científico sobre el pasado y el presente almogávar de la Nación Española.

Por lo tanto, si alguien me quiere denunciar, se lo tendrá que leer primero (son más de 500 páginas) y rebatir después, con argumentos historiográficos.

En esa batalla les quiero ver y de verdad que animo a los mercenarios de la Memoria Histórica y a los Legisladores del Odio y de la Mentira a que den ese paso. Yo les espero, con mi libro voluminoso, que les va a estremecer.

La mejor manera de luchar contra la Memoria Histórica no es con el método habitual del histrionismo irracional del facherío clásico, sino dedicando capacidades y trabajo serio en desvirtuar una a una sus mentiras. Ese ha sido mi estilo personal como Historiador acreditado en Humanidades por el Estado Español.

EL ÁGUILA PROTECTORA

¡Blanquerna absolución!

Son demasiados los casos, prácticamente todas semanas, en los que la justicia española nos muestra su verdadera cara. Ésta no es otra que la defender los derechos de los delincuentes y malhechores del tipo que sea, a la vez que pisotear a las víctimas de dichos actos delictivos y desproteger a la sociedad.

A este despropósito hay que añadir una peculiar manera de ver las cosas cuando al delito añadimos la ideología. Es entonces cuando la ley del embudo hace su presencia para imponer una doble vara de medir pasmosa que produce arcadas y las sentencias más escandalosas.
Uno de los ejemplos más claros lo constituye la vergonzosa sentencia contra el asesino de Víctor Lainez, tan vergonzosa que hasta ha obligado a la repetición del juicio. El otro extremo lo tenemos en el caso Blanquerna.

Durante la Diada de 2013, un grupo de españoles, militantes de grupos patrióticos, irrumpen en el centro cultural Blanquerna, en Madrid. La irrupción en sí se limita a interrumpir el acto, lanzar una serie de proclamas y un par de empujones sin más. Las imágenes de dicho acto lo reflejan perfectamente de esta manera.

Hemos de añadir que se produce en el contexto de un acto que aunque legal, se enmarca dentro del desafío separatista del gobierno catalán. Dicho de otro modo, que los asaltantes interrumpen un acto en el que se ataca la unidad de España.

Condenados por un tribunal madrileño a una pena en un principio alta, la sorpresa llega cuando tras el recurso de casación ante el Supremo, éste eleva las condenas, añadiendo el agravante de “discriminación ideológica” agravante que por supuesto brilla por su ausencia cada vez que grupos separatistas y de extrema izquierda interrumpen con violencia, cualquier otro acto que no es de su agrado.

En consecuencia, a los 14 patriotas condenados se les eleva notablemente la pena provocando una entrada en prision. 
El pasado 11 de septiembre a los condenados se les notifica un plazo de 10 días para presentarse voluntariamente con el fin de cumplir la pena impuesta que en ningún caso baja de los dos años de prisión. ¿Cabe mayor atropello?

Por ello desde nuestra asociación Raíces consideramos un deber trabajar para conseguir la absolución de los 14 de Blanquerna y reparar tamaña injusticia. 

¡Blanquerna absolución!

TAS-Raíces